domingo, enero 21, 2018

jueves, enero 18, 2018

El lucrativo oficio de recibir, mes a mes, plata de los demás chilenos sin trabajar

De Chile Informa

A modo de información entregamos nómina de algunas de las agrupaciones de familiares de detenidos-desaparecidos que reciben beneficios del gobierno de Chile por la violencia política que fue certificada en los informes Rettig y Valech.

Curiosamente no hay entre los beneficiados ninguna familia de miembros de las FFAA y Policías asesinados por terroristas marxistas.


Iquique Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Iquique Presidente: Héctor Marín Rosell.

Tocopilla Comisión Independiente de Derechos Humanos de Tocopilla Presidenta: Hilda Alfaro Castro.
Antofagasta Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Antofagasta Presidenta: Doris Navarro Figueroa.

Calama Agrupación de Familiares de Ejecutados y Detenidos Desaparecidos Políticos de Calama Presidenta: Ángela Saavedra González.

Copiapó Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Copiapó Presidenta: Ximena Araya Carvajal.

Coquimbo y La Serena Agrupación de Derechos Humanos de la IV Región. Presidenta: Ana Merino Molina.
Valparaíso Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos V Región Presidenta: Merari Agurto Figueroa.

Rancagua Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la VI Región Presidente: José Almonacid Gómez.

Talca Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos del Maule Coordinadora: Mirna Troncoso. Muñoz

Linares Coordinadora de Familiares Presidenta: Juana Soto.

Parral Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Parral Presidenta: María Cristina Escanilla Escobar.

Chillán Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Chillán Presidenta: Hilia Pradenas Pérez.
Concepción Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Concepción Coordinadoras: Mercedes Sánchez Errázuriz y Esther Araneda Gallardo
Mulchén Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Mulchén Presidente: Pedro Roa Castillo.
Los Ángeles Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Los Ángeles Presidenta: América Baeza Vega.
Temuco Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Temuco Presidenta: María Yolanda Acuña Reyes.

Valdivia Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Valdivia Presidenta: Ida Sepúlveda Miranda.

Osorno Centro de Educación y Promoción Coordinador por los Derechos Humanos Presidenta: Sara Igor Spormann.

Punta Arenas Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Punta Arenas Presidenta: Ema Coñue Maripani

Santiago Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Presidenta: Lorena Pizarro Sierra
Santiago Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.

Presidenta: Alicia Lira Matus.

Santiago * Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Línea Fundadora Coordinadora: Edita Salvadores.

Paine Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Paine Presidente: Juan Leonardo Maureira Carreño.

Gobierno mentiroso e inmoral


De Chile Informa


Ayer tres representantes del actual gobierno, el ministro de Justicia, Jaime Campos, el subsecretario de esa cartera y Lorena Fries, subsecretaria de Derechos Humanos, invitaron a la prensa a una conferencia de prensa donde en forma inmoral los tres narraron falsedades sobre un nuevo proyecto de ley que supuestamente favorece a los presos políticos militares.

Por desgracia, una parte de esos periodistas (los menos) difunde lo que les contaron sin darse cuenta que los están haciendo comulgar con ruedas de carretas, y otros, los más, saben que es mentira pero hay que apoyarlo y difundirlo porque es conveniente a la causa del marxismo.

El ministro Campos aludió a que este proyecto busca favorecer a las personas que están “condenadas por crímenes o delitos de lesa humanidad’’ y se refirió a los prisioneros políticos militares.

El ministro Campos sabe perfectamente que todos los uniformados ® presos en Punta Peuco lo están por delitos ocurridos en el siglo pasado, concretamente entre 1973 y 1990.

La ley que sanciona en Chile el delito “lesa humanidad’’ es de este siglo, no del anterior, fue dictado durante la primera administración de Bachelet y como ninguna ley se puede aplicar con efecto retroactivo, antes que esté en vigencia, es imposible que siquiera uno de los prisioneros de Punta Peuco, haya incurrido en ese delito.

Los presos de Punta Peuco están ahí por una ausencia de derecho, por haberlos juzgado y condenados con presunciones, con falsedades, además que los delitos por ellos cometidos, por su antigüedad, están todos prescritos.

La norma que usa este gobierno está vigente en Chile desde el 2009, hace solo ocho años, y desde la fecha de su publicación en el Diario Oficial, no hay un solo chileno que haya incurrido en este delito. Todo lo señalado en contrario es falso.

Por desgracia los chilenos no leemos, no nos documentamos.

Al revisar esa ley uno encuentra que ese delito puede ser cometido no por particulares, sino por funcionarios públicos al servicio del Estado y alude concretamente al ataque o muerte arbitraria de civiles desarmados, sin poder de defensa, frente a una agresión muy superior, entiéndase una matanza.

Ese delito ha ocurrido en los últimos años en Venezuela durante el gobierno de Nicolás Maduro, pero no en Chile.

El proyecto de ley que el gobierno mentiroso dice que favorece a los presos de Punta Peuco suprime la facultad que hoy tiene el Presidente de la República para indultar y transfiere esa potestad al poder judicial.

Y ocurre que durante la campaña presidencial el candidato José Antonio Kast señaló reiteradamente que, de ser elegido, iba a indultar presos de Punta Peuco.

Pero no lo fue, pero él en la segunda vuelta se la jugó por Piñera recorriendo el país obteniendo votos para él, y el mismo Presidente electo manifestó que habrá un mejor trato para los presos políticos.

Piñera ha dicho últimamente que va a indultar a los presos que son enfermos terminales o mentales, pero de prosperar este proyecto no podría hacerlo pues, según lo expuesto ayer por el ministro Campos, “recayendo esta facultad exclusivamente en los tribunales y no en el Ejecutivo’’.

Hasta ahora, en la mayoría de los casos, gendarmería (un apéndice del gobierno de turno) niega a los presos de Punta Peuco beneficios que les corresponden como salida dominical, del fin de semana o diaria.

El costo para poder reclamar ante Tribunales de esa medida administrativa arbitraria es muy alto, pero algunos de ellos han podido financiar los gastos de abogados y casi en la mayoría de las apelaciones, obtener que se le concedan esos beneficios, lo que ahora también les cambian.

Lo mismo ocurre con la libertad vigilada, rebaja de condena o libertad condicional donde ahora les aumentan los requisitos e incluso le ponen dos condiciones inaceptables.

En consecuencia, la nueva ley que publicita este gobierno no es para favorecer, sino para perjudicar a los presos de Punta Peuco. Es un presente griego, un engaño.

Odiando Hasta el Último Día


Escribe Hermógenes Pérez de Arce

La presidenta Bachelet está aprovechando tanto la venida del Papa como el reconocido atributo chileno de no entender lo que se lee para hace un último aporte de odio en su mandato.

Bajo el titular de “El Mercurio” de hoy “Presidenta firma proyecto para otorgar beneficio de arresto domiciliario en causas de lesa humanidad a reos enfermos terminales” (pág. C 8), propone normas para todo lo contrario: dificultar o impedir que los Presos Políticos Militares (PPM), por enfermos o enajenados que estén, puedan dejar el penal.
El Papa en su visita ha hecho caso omiso de ése, el mayor escándalo de atropello a los derechos de las personas que tiene lugar en nuestro país, aprovechando que no hay nadie que tenga el coraje de hacer manifestaciones públicas ni levantar pancartas en favor de los PPM.

En esto hay una tácita complicidad izquierdista entre la Presidenta y el Pontífice, que tienen otros puntos de vista en común, entre ellos su condena del dinero, como destacara Michelle Bachelet cuando se anunció la visita del Santo Padre. Pero el columnista de “El Líbero”, Alfonso Ríos Larraín, entonces citó, a ese efecto, el siguiente trozo del libro más influyente en los Estados Unidos, aparte de la Biblia, “La Rebelión de Atlas”, de esa rusa de origen y genio contemporánea, Ayn Rand:

"La persona que vendería su alma por una moneda es la que proclama su odio al dinero. Y tiene buenas razones para odiarlo. Voy a darte una pista. La persona que maldice el dinero lo hace porque lo ha obtenido de forma deshonrosa; la persona que lo respeta, lo ha ganado honradamente. Aléjate de quien te diga que el dinero es malvado: tienes cerca un saqueador. En el comercio humano, el único sustituto para el dinero es una pistola. Y entonces la sociedad se deshace, envuelta en ruinas y carnicerías".

Como última gota de odio de su gestión, ahora la Presidenta quiere dificultar la posibilidad de que los PPM ejerzan su derecho a un indulto o a los beneficios carcelarios. Por eso su proyecto declara improcedente el indulto particular para ellos.

Además, priva del carácter de “derecho” la obtención de beneficios carcelarios como permisos de salida, libertad vigilada y rebaja de condena, de los cuales ya, pero hasta ahora ilegalmente, se les ha privado.

Por añadidura, añade requisitos adicionales e imposibles de cumplir para los PPM que postulen, como los de que “aporten antecedentes serios y efectivos de los que tengan conocimiento en causas criminales de la misma naturaleza (“crímenes o simples delitos de lesa humanidad, de genocidio o de guerra”) y que demuestren su arrepentimiento”, a sabiendas de que la mayoría de ellos han sido condenados por meras presunciones arbitrarias y a veces sin haber visto en su vida a sus supuestas víctimas.

En otras palabras, no pueden aportar antecedentes que no tienen ni arrepentirse de hechos en que no han participado, lo que es una forma de negarles los derechos carcelarios.

Y en un clímax de cinismo, el mensaje del proyecto dice que es “una forma de seguir avanzando en la creación de las condiciones indispensables para alcanzar la verdad, una efectiva paz y reconciliación nacional”, en circunstancias que es la izquierda que ella personifica la que se opone a toda reconciliación, manteniendo la persecución ilícita contra quienes fueron convocados por los políticos democráticos en 1973 a enfrentar al extremismo que pretendía tomar el poder por las armas, este último hoy no sólo perdonado, sino tampoco perseguido y, peor aún, generosamente indemnizado con no menos de 400 millones de dólares anuales en beneficios, pensiones e indemnizaciones que pagamos los contribuyentes.

Yo he declarado mi “vergüenza de ser chileno” por la inmoral e ilegal persecución a los PPM, en un blog anterior del 5 de enero, al cual los lectores, silenciosamente, le han triplicado el número habitual de lecturas.

Es que existe una poderosa pero subterránea conciencia de que un odio inmoral se ha impuesto en nuestra sociedad, del cual la Presidenta quiere exprimir y derramar hasta la última gota en lo que le queda de su mandato, sabiendo que para ello goza de impunidad y complicidad garantizada de sus oponentes políticos, del resto de la sociedad y, ahora, también del visitante Papa.

Nota bene: En todo caso, y como me ha observado el general de Carabineros (r) Sergio Cotroneo, de acuerdo al principio pro reo consagrado en la Constitución las normas que menoscaben los beneficios carcelarios y su acceso a la libertad condicional no pueden afectar a los PPM. Eso, por supuesto, en un Estado de Derecho, que sabemos no existe en Chile a su respecto. Pero el Tribunal Constitucional podría imponerlo.

Un aporte diferente por visita papal



Escribe Sergio Radbil López

"Estimado Papa Francisco, te pedimos perdón por la persona que mandamos a recibirte y ayer a despedirte, pero había que cumplir con el protocolo’’.

Coronel de Ejército Germán Barriga Muñoz

Escribe Fernando Hormazábal Díaz, general de brigada

Que oportuno hacer (como lo hizo “Chile Informa’’ en su edición de este miércoles 17) este recuerdo de Germán Barriga. Me correspondió ser oficial instructor en la Escuela Militar cuando él era cadete. Tanto Germán como su hermano mayor Juan, fueron excelentes oficiales.

La actitud de la familia Ibáñez es solo una muestra, porque son cientos de casos similares, incluso dentro de nuestra propia institución, lo que me rebela y me duele profundamente..

Recuerdo emocionado a un amigo militar


Escribe Fernando Martínez Collins, periodista

Germán Barriga Muñoz.




Es probable que más de alguien se pregunte: ¿Quién es él? Las personas olvidamos pronto.

Un 19 de Enero, hace ya 13 años, a eso del mediodía, lo despedíamos en el Cementerio Parque del Recuerdo, en Santiago.

Horas antes, el 17 de enero, también al mediodía, nuestro amigo, el coronel ® de Ejército, don Germán Barriga Muñoz dejaba este mundo al lanzarse al vacío desde la parte más alta de un edificio en construcción en calle Los Militares, cerca de su Escuela donde se había formado y donde egresó como oficial.

Algunos amigos sostienen que él decidió terminar sus días cansado de la persecución sistemática de los comunistas, del hostigamiento de jueces marxistas que varias veces lo habían encarcelado.

No estuvo condenado. Sólo procesado


Pienso en cambio, que mi amigo Germán dejó voluntariamente este mundo fundamentalmente por razones económicas, agravadas por una persecución y una indiferencia implacable.

Jueces y marxistas le persiguieron sin tregua, le fueron a funar a su domicilio, le obligaron a cambiarse de casa, pero él era todo un hombre y fue sorteando cada uno de los escollos.

Ya como civil, seis años trabajó a cargo de la seguridad de los supermercados Líder, de la empresa D y S, de los hermanos Ibáñez. Su misión era controlar y preparar a los vigilantes. Su desempeño estaba calificado como sobresaliente.

Un día, por mi trabajo de periodista del sector Moneda, me tocó acompañar al Presidente de Chile a un homenaje público que le rindieron los hermanos Ibáñez.

Recuerdo que esa familia, levantó en sus oficinas, un monolito en honor a las Fuerzas Armadas y de Orden.
Escuché los discursos. Los dueños de esa cadena nacional de supermercados estaban profundamente agradecidos de los uniformados, de nuestros uniformados.

Ellos le habían salvado sus bienes, su fortuna.

Ellos –decían- se sentían plenamente identificados con la política de libre mercado implantada por el Gobierno Militar.


Su único Dios el Dinero

Cuento esto porque los mismos beneficiados con la acción del 11 de septiembre, con esa consecuencia de algunos chilenos, cuando los comunistas llegaron a uno de los supermercados de los hermanos Ibáñez a “funar’’ al coronel ® de Ejército don Germán Barriga Muñoz, uno de sus trabajadores, optaron por despedirlo, pues eso, podía afectar las ventas.

Y lo hicieron a fin de ese mismo mes. Llevaba 6 años con ellos.

Nunca fue empleado de planta, siempre lo tuvieron a honorarios, con boleta, de modo que le pagaron el mes y hasta luego.

Si te he visto, no me acuerdo.

Germán no era entonces un muchacho, pasaba los 50 años.

Encontrar trabajo a esa altura de la vida, no es fácil. Más aún, en sus papeles de antecedentes aparecían los procesos en su contra.

Su mayor preocupación era su esposa, a quien adoraba.


Ella tenía una salud deteriorada, con medicamentos caros de por vida.

Con su pensión y su sueldo Germán había logrado sacar, académicamente, a su hija adelante.

Se acababa de recibir de médico cirujano en la Universidad Católica.

El era además miembro del MDS, “Movimiento Diez de Septiembre de 1973’’. Fue el tercero en ingresar, y el primer militar ® de nuestro Grupo.

La fecha puesta al Movimiento era precisamente para no olvidar el caos que vivía nuestra Patria ese día.

Lo dejaron en las trincheras enemigas

Germán, me consta, tan pronto quedó cesante, buscó trabajó denodadamente.

Visitó amigos civiles y uniformados. No consiguió nada.

Nos reuníamos una vez por semana. El no faltaba nunca a los encuentros.

A comienzos de enero, tengo tan claras sus palabras: “Fernando, si no encuentro trabajo, no llego a fin de mes’’.

Lamentablemente, no le di el alcancé que él imprimió a sus palabras.

Era un hombre religioso. Profundamente católico.

Se confesó, comulgó. Visitó a Sor Teresita de los Andes y esa mañana, dejó una carta para su esposa, otra para sus amigos del Movimiento MDS, y una tercera para el juez.


Tenía todo pensado y realizó lo planeado rigurosamente. En nuestros mails, varios recibimos su nota de despedida a las 11,05 AM.

Luego de eso, salió de su casa y se dirigió al edificio que ya había elegido, donde incluso le conocían, pues había ido antes a recorrerlo, aduciendo que se interesaba por adquirir un departamento.

Recuerdo que en el MDS, ocurrido su despido, redactamos una carta de reconsideración a los hermanos Ibáñez. La misiva, donde se pedía reincorporar al trabajador, fue firmada por seis dirigentes del MDS.
Se la mostramos a Germán. Estuvo de acuerdo. La revisó y aprobó, con algunos pequeños cambios.

El quería y necesitaba volver a su antiguo trabajo.

La carta la llevamos personalmente a la casa del socio principal de los hermanos Ibáñez. Nos dijeron que no estaba. La entregamos.

Todo se hizo por mano. Es imposible que se haya extraviado. No hubo respuesta.
Se quedaron totalmente callados.

Los Hermanos Ibáñez, una de las familias más poderosas de nuestro país, entre un coronel de Ejército, un leal trabajador, y unos comunistas vociferantes, prefirieron a estos últimos.

En su mentalidad mercantil pensaron que los rojos podrían perjudicar su “negocio’’, y el “negocio’’ importó más que las personas.

Esta es nuestra gente. Esos son sus principios y valores.

Se decían pinochetistas, juntistas a rabiar.

Lo que narré del monumento que levantaron los hermanos al general Pinochet y al Gobierno Militar es totalmente efectivo.

Concurrí a la inauguración.

Fui testigo presencial, ocurrió una mañana y lo despaché para el vespertino “La Segunda’’ donde me desempeñaba entonces.

Creo que ellos, los Hnos Ibáñez con su indolencia -no los comunistas- provocaron la muerte del amigo.

Ellos, al complacer al comunismo y sacrificar a su trabajador, indujeron a una persona, a este coronel de Ejército, a la desesperación y, de ahí, a la muerte.

Su muerte remeció a los chilenos …. pero por poco

La muerte de Germán, su suicidio, provocó un remezón en la sociedad chilena. Era el primer militar que se suicidaba.

Su deceso ocurrió al mediodía. No obstante ello, “la Segunda’’ de ese día alcanzó a llevar la noticia. Lo hizo en forma destacada y al otro día apareció en todos los diarios del país.

Si hasta Ricardo Lagos, que entonces gobernaba Chile, se mostró dolido.

El comandante en jefe del Ejército de entonces, el general Juan Emilio Cheyre, fue a su casa, a visitar a su viuda y a su hija, quienes le pidieron que se retirara.

El mismo Cheyre que nunca movió un dedo por ayudarlo, pese a que lo conocía perfectamente, ahora iba a expresar sus condolencias.

¡Hipócrita!.

Los mismos que al final de sus días le negaron todo, monopolizaron todo.

El funeral de Germán, en el Parque del Recuerdo, fue imponente. Centenares de personas. A lo menos ocho discursos.

A sus amigos del MDS no se les permitió despedir en el camposanto.

El “protocolo’’ de los que apropiaron del sepelio no lo dejaron.

Hablaron otros. Los mismos que nunca más volvieron a visitar su tumba.

A Germán no se le rindieron honores militares en el campo santo.

La concertación había urdido una fórmula para perjudicarlos hasta en el momento de la partida, impidiendo que se haga a quien aparezca acusado de infringir derechos humanos.

Germán Barriga Muñoz, con su muerte, abrió el camino para que la situación de los procesados y condenados por derechos humanos mejorara.

A su muerte, salvo el MDS, no había en Chile organismo alguno que públicamente saliera en la defensa de los procesados.

Los condenados eran visitados en los penales sólo por sus familiares.

Los amigos y camaradas uniformados ® no se atrevían.

Germán y el MDS abrieron en ese sentido un surco que no existía.

Hoy muchos visitan a los presos militares por razones políticas y muchos aún no se atreven.

Pero el cambio positivo registrado a favor de todos los presos políticos militares en medida importante obedece al sacrificio personal de Germán Barriga Muñoz, coronel del Ejército de Chile, infante, designado por su institución en la DINA, donde, como en otras tareas, cumplió su labor a cabalidad.

Nace “Chile Informa’’


Bernardita y yo éramos integrantes del “Movimiento 10 de septiembre de 1973’’ cuando ocurrió la desgracia de Germán. Estuvimos con él en el proceso del velatorio y del funeral.


Recuerdo perfectamente que ese 19 de enero, estando en el Parque del Recuerdo, en medio del gentío, se nos acercaron dos amigos militares ® indicándonos que deseaban conversar con nosotros, finalizado el sepelio.

En eso quedamos, sin embargo era tal la cantidad de público que fue imposible encontrarnos.

Temprano al día siguiente recibí en Santiago el llamado de uno de ellos para que nos juntáramos el mismo día. No era posible, Bernardita había regresado a su casa de Reñaca.

Concordamos hacerlo al día siguiente, el 21 de enero. Ahí estuvimos los cuatro. Dos civiles y los coroneles de Ejército Pablo Opitz Arancibia y Manuel Pérez Santillán.

La esposa de Pablo, de profesión arquitecta, tenía una hermosa oficina profesional en avenida Colón. Allí nos juntamos.

Bernardita y yo ignorábamos el motivo.

Ambos militares nos plantearon que nuestro sector no tenía un solo medio de comunicación, que incluso estábamos aislados internamente, que era urgente sacar un boletín aunque fuese de media carilla y con una noticia al día.


Propusimos hacer un medio escrito en forma, disponer de una oficina, varios profesionales, elementos de trabajo. Nuestro problema era el financiamiento.

Manuel y Pablo nos indicaron que iban a ser miles los uniformados retirados, no solo del Ejército, que se iban a incorporar. Decidimos vender el ejemplar a mil pesos, al mes.

Como con los miles de suscriptores íbamos a tener ingresos fuertes, elaboramos una plantilla de funcionamiento.

Pablo, sobre la marcha, entregó 20 mil pesos, por 20 suscripciones, que él iba a vender entre sus camaradas.

Nos urgieron a que el primer ejemplar saliera el día siguiente, el 22 de enero, y les cumplimos, y desde entonces estamos en esto. Partimos con los 20 de Pablo.

Dos militares y dos civiles, a raíz de la partida de nuestro amigo Germán, echamos a andar “Chile Informa’’, hace 13 años.


A la espera de los “miles’’ de suscriptores de las Fuerzas Armadas y de Orden que se iban a incorporar sacamos el diario entre Bernardita y yo, ella a cargo de la fotografía y la diagramación, y yo de los textos.

Desde entonces a la fecha mucha agua ha pasado debajo del puente.

Prensa “infla’’ noticias que no lo son, y reduce las auténticas. Medios ejercen gigantesca campaña de distorsión de la verdad y lavado de cerebros



Anoche, antes de comenzar a escribir el diario para hoy y luego de haber dedicado horas a observar distintos canales de televisión y escuchar a las emisoras más noticiosas, confieso que como periodista me quedó una duda razonable.

¿Qué es noticiosamente más importante para Chile y los chilenos: la visita del Papa Francisco a la Región de la Araucanía o la pataleta y la “patudez’’ de la machi Linconao?

No lo denunciamos solo porque el afectado sea el Papa y el 60 % de los chilenos que se declaran católicos, sino porque nuestro país está siendo afectado –no de ahora sino de años- por una gigantesca operación “lavado de cerebros’’, como lo denunció oportunamente el abogado y periodista Hermógenes Pérez de Arce.

En Chile existe cierta prensa y ciertos periodistas (la mayoría) que nos están adulterando los hechos, la verdad, los principios y valores y transformando en noticias cosas o personas que no lo son.
Detrás de esta operación mentirosa está, sin duda, el comunismo y una de sus manifestaciones, el materialismo.

Si Temuco hubiera recibido ayer la visita de la presidenta actual, o del presidente electo, del ministro del Interior, de la máxima autoridad luterana o judía, de un científico de renombre internacional, o un constructor de la paz, sin duda, aquellos, jerárquicamente, son más noticiosos que una mujer que no tiene otro título que ser “machi’’, una (no la única) de las autoridades religiosas de los mapuches.

Y es bueno tener presente que esta machi está procesada por un delito, nada menos que por un doble homicidio, el crimen más horroroso sin duda del último decenio, un matrimonio anciano que fue quemado vivo, y donde ella y otros mapuches aparecen, presuntamente, como autores.

La mujer, en un acto de generosidad de las autoridades eclesiásticas de Temuco, fue invitada a una misa donde asistieron unas 200 mil personas. Ella tenía un trato preferencial en ubicación y en horario de presentación.

Con aires de diva no quiso asistir argumentando que ella no iba a concurrir con anticipación. Estaba en su derecho de no ir.

Pero concluido ese acto religioso al cual se negó se dirige a un lugar donde el Papa se reunió con varias personas (incluyendo otros mapuches) con quienes almorzó de modo privado, en un recinto también privado.

Obviamente, personal de Carabineros, tras revisar la nómina de invitados al almuerzo y comprobar que no lo estaba, con una gran deferencia, le explicó que no le podían permitir el ingreso y le dan la razón.

La mujer se queda por largos minutos en el lugar argumentando que el Papa debía recibirla porque ella le va a entregar una carta.

Sin embargo, la carta cuyo destinatario era el Papa ya entonces era conocida por millones de chilenos.

Por todos los que escuchaban emisoras o veían canales de televisión.

En otras palabras lo que deseaba era robar cámara, micrófonos, pues fue ella y los suyos quienes entregaron la misiva personal no al destinatario, sino a los demás de forma masiva.

Lo que hizo fue una falta de respeto y una rotería que la refleja de cuerpo entero.

La prensa por su parte también lo hizo.

De modo majadero los canales la tuvieron por más de una hora en pantalla, en circunstancia que la carta que según ella, era personal, era ya conocida por muchos, pero no por destinatario.

Falseando los hechos

Hay situaciones opinables, discutibles, pero otras no. Entre lo opinable, creemos que mucho más importante que la machi, hubiera sido que el Papa hubiera visitado y alternado con los presos políticos de nuestro país.

No nos agrada que los haya excluido, pero entendemos que está en su derecho no hacerlo. Pero no podemos meter a la fuerza a los prisioneros del marxismo al Papa, y tampoco se puede aceptar que reporteros de izquierda quieran meter a la fuerza a una extremista.

Nos interesa detenerlos en este hecho que es más importante que la misma visita de ayer.

El Papa abandona Chile hoy por la tarde. La prensa chilena, sus periodistas van a permanecer, con licencia según creen, para tergiversar la verdad, para dar importancia a lo que no lo tiene y reducir lo que sí lo es.

Esto que ocurre en nuestro paí no es obra del azar, sino una maniobra política perfectamente planificada.

En 1966, en la escuela de periodismo de la Universidad de Chile, los estudiantes de primer año eran enseñados por meses a distinguir lo que es noticia de lo que no es, y cuál información es más relevante que otra y por qué.

Había una especie de biblia donde los alumnos eran instruidos, entrenados en descubrir los “elementos’’ que determinaban que algo fuese noticia, más importante o menos.

Los periodistas actuales no lo pueden haber olvidado, pues desconocer eso sería como querer aprender química son conocer los símbolos y aprenderse las valencias.

Aquí, lamentablemente, estamos frente a una atroz campaña de desinformación de masas y este engaño es permanente, la visita es temporal, dura 72 horas.

martes, enero 16, 2018

Punta Peuco Y La Inefable Bachelet

Fernando Thauby, Capitán de Navío (R)
10 de Enero de 2018


Inefable viene de “indecible, algo que no puede explicarse, indescriptible”. Alguien “inefable” es “una persona cuyas características, comportamiento, naturaleza, conformación, descripción” no es posible hacer con palabras. Bachelet es inefable. Su persona, su vida, su comportamiento, sus circunstancias, están mas allá de lo que pueda explicarse.

Su vida ha transcurrido en un increíble nivel de opacidad. Se declaró encarcelada y torturada en Villa Grimaldi, de ahí salió en forma rápida, expedita y sin daños. En momentos en que la lucha entre los grupos armados de la Unidad Popular arreciaba, ella salió rauda del centro mas oscuro y siniestro de la dictadura, hacia Australia, donde al llegar declaró no haber sido torturada. Luego declaró que si había pasado por tan horrible experiencia. Su tránsito de huida culminó en Alemania Oriental, la mas fría, despiadada y robótica dictadura comunista, lugar en que transcurrieron –según su declaración- los años mas felices de su vida.

Dijo que era médico pediatra y nunca produjo evidencia cierta de tal condición y el escaso ejercicio ilegal de su eventual profesión se llevó a cabo bajo la oscuridad protectora de sus “compañeros” del servicio de salud del gobierno. Fue “ayudista” de un grupo extremista armado, pero no declara su participación en enfrentamientos, “expropiaciones” ni “ajusticiamientos”.

Su padre, oficial contador de la Fuerza Aérea, de deteriorada salud, falleció de un ataque al corazón después de un partido de basquetbol, se transformó en muerte bajo tortura llevada a cabo por oficiales de la Fuerza Aérea, organización con la cual ella ha mantenido estrecha relación afectiva durante toda su vida, tanto así que su hijo es Oficial de Reserva de ella.

Su condición de perseguida política, torturada por los militares e hija de militar asesinado por la dictadura le ha permitido pasearse por el mundo promoviendo sus causa revolucionaria y manteniendo una firme postura de “ni perdón ni olvido” contra los militares, mientras ante ellos se declara “miembro de la familia militar”, es decir integrante de su grupo social y sociológico con características opuestas a su declarada ideología marxista revolucionaria y castrista.

Tras un breve cursito en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, escuela creada y mantenida por la dictadura para la formación de sus cuadros directivos superiores, y después de fracasar como Ministro de Salud, arribó al Ministerio de Defensa, donde el Comandante en Jefe del Ejército Emilio Cheyre, -actualmente procesado por su gobierno como criminal contra los derechos humanos-, la invitó a pasearse entre los charcos y anegamientos de una emergencia climática en un vehículo anfibio, lanzándola al estrellato mediático.

En todo este breve relato de enredos, mentiras, medias verdades, exageraciones y silencios, nadie podría dudar que intentar definirla o describirla es imposible.

Esta misma persona cuya historia es un continuo decir, desdecir y contradecir; mentir, aclarar y confundir; mistificar, simular y enredar, fue la creadora de un Museo de la Memoria, si, un museo para recordar y tratar de justificar su historia política y extremista. Como no podía ser de otra manera, el museo es selectivo, acotado, dirigido y acomodado a las necesidades del grupo extremista de su simpatía: se puede recordar la historia de Chile solo desde 1973 hasta 1990.

Si, mas allá de toda duda, Bachelet es inefable.

Pero su pasión por los derechos humanos tiene un límite. Cuando se detectó que en el Servicio Nacional de Menores organismo estatal a cargo de los menores desvalidos, durante sus dos gobiernos y otros mas durante los 11 últimos años, se habían violado brutalmente los derechos humanos de miles de niños; se habían asesinado o dejado morir por descuido y abandono –desnutrición y piojos- a mas 1336 niños y niñas y incluyendo violaciones, apremios ilegítimos, prostitución forzada, golpizas y brutalización y se iniciaron las investigaciones del caso, agitó a todo su staff ministerial para evitarlas y cuando ellas concluyeron en la identificación de la culpable de los últimos y mas graves hechos, detuvo e impidió el reconocimiento político, por parte del Congreso, de la responsabilidad de sus dos gobiernos, centrada en su protegida, Javiera Blanco.
La mayor y mas grave violación a los derechos humanos de niños y niñas desvalidos de que haya memoria en Chile, para Bachelet no alcanza a igualar la violencia de un número similar de muertes de integrantes de bandas armadas que intentaron enfrentar a las FFAA de Chile.

Por cierto, es inefable.

Durante su primera administración el gobierno de Bachelet contó con exitoso apoyo y simpatía comunicacional y con el control positivo de los partidos políticos de la Concertación. Contó con abundantes recursos financieros producto del super ciclo positivo del precio del cobre con lo que su gestión económica, pasiva y repartidora de bonos y subsidios, le permitió salir con una buena aprobación popular, sobreviviendo a desastres de gestión e irresponsabilidad personal como el caótico manejo del maremoto de febrero del año 2010 y su también turbia investigación.

En su convicción de que había hecho un buen gobierno presentó su candidatura para el año 2015, la que ganó holgadamente.

Desde el comienzo su gestión fue inaudita. Dejó de lado a los partidos políticos de su Nueva Mayoría, armó un equipo político al mando de un oscuro hombre de su confianza personal –Rodrigo Peñailillo- y un inepto economista a cargo de Hacienda a los que tuvo que sacar rápidamente.

Todo marchó mal, al cabo de un año ya estaba a la vista el fracaso. Su proximidad al chavismo fue un arcaísmo patético; arruinó la educación con propuestas demagógicas y mal implementadas; creó una ley de impositiva que aun nadie entiende pero que paralizó la economía e incrementó la cesantía; difundió entre la ciudadanía la idea de que toda participación privada en la generación de bienes o servicios con connotación social era éticamente reprobable, negativa e injustificada. Lanzó ideas de reformas previsionales demagógicas y lo mas reprobable de todo, implantó una política en que todo vale para seguir en el poder, cuyo peor, mas inmoral y mas cruel ejemplo es el desconocimiento del genocidio del Sename, para evitar que sus consecuencias pudieran derivar en una acusación constitucional a su persona o estropear su postulación a un cargo en Naciones Unidas.

Su nefasto gobierno ha llegado a su fin, ¿qué deja detrás suyo?, daño económico, agudización de los conflictos y antagonismos sociales, debilidad política, deterioro institucional, la muestra final es la entrevista efectuada por la franquicia de una cadena televisiva norteamericana en Chile -CNN- en que una periodista de segunda línea le impone la agenda del canal y fabrica una noticia que luego amplifican con comentarios y “debates”: el cierre del Penal de Punta Peuco en que están los prisioneros militares, “caballo de batalla” de ese medio. Este último hecho es el último clavo en su ataúd político. La pérdida de la autoridad y del respeto a su cargo.

No fue capaz de resolver el último problema grave de la transición –la persecución arbitraria e ilegal a los militares- , cedió a las imposiciones económicas e ideológicas del Partido Comunista y se hizo cómplice histórica de la página más negra de las relaciones entre los políticos y las FFAA. Una página que no tendrá “perdón ni olvido”.

Su primera administración no dejó nada y la segunda menos.

Pero eso ya es pasado. Bachelet y su lote se acabó. Falta ver que pasará con Piñera, el segundo presidente que será reelegido. Su primera administración dejó buenas marcas económicas, pero eso no hace a un estadista. Lo que mas lo aproxima a ello fue su manejo brillante del maremoto y sus desastrosos efectos. Pero no basta, lo que hace grande a un presidente es la marca que deja en la política, en el devenir de la república. Aylwin inició la transición favoreciendo a sus parciales, indultando a los extremistas, estableciendo una institucionalidad democrática sólida y conservando las políticas económicas del Gobierno Militar.

Pero no pudo con el odio del PS ni con el del PC. Fue el precio de su apoyo.

¿Será Piñera un estadista capaz de cerrar la transición y poner de nuevo a Chile en marcha como una patria de hermanos?, ¿será capaz de sobreponerse a la máquina económico-judicial del PC que enriquece a sus abogados, jueces y partidarios con cargo al estado? ¿o se sumergirá en la larga lista de gobernantes del montón?.

Lo veremos.

Filtraciones de la ANI


Carmen Novoa
www.ellibero.cl
16 de Enero de 2018

Gonzalo Yuseff: Ex director de la ANI y filtraciones: “Si fuese verdad sería un hecho gravísimo e inédito, y habría una responsabilidad del gobierno muy importante”

En conversación con "El Líbero", Gonzalo Yuseff se refiere a la supuesta entrega de información por parte de la Agencia Nacional de Inteligencia al líder de la CAM. "Por tratarse de un ámbito que tiene muchas complejidades, hay que ser muy cuidadoso en la investigación de los hechos, antes de emitir juicios", dice.

“Si fuese un invento o no hubiera informante, no habría nada. Ese es el problema de emitir un juicio a estas alturas”, dice a “El Líbero” el ex director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gonzalo Yuseff, refiriéndose a la eventual filtración de antecedentes reservados desde funcionarios del organismo y de la Fiscalía de la IX Región al líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

Esto una vez que se conocieran las conversaciones de Whatsapp entre los involucrados, donde se le alertaba a Llaitul sobre la investigación en su contra. “Si fuese verdad sería un hecho gravísimo e inédito, y habría una responsabilidad del gobierno muy importante”, sostiene el abogado.

De todas maneras advierte que por “tratarse de un ámbito que tiene muchas complejidades hay que ser muy cuidadoso en la investigación de los hechos antes de emitir juicios o llegar a conclusiones sobre si hay que cambiar algo o no hay que hacerlo en relación con lo que pasó”, y agrega que “hay que ser muy cautos en llegar al fondo del asunto, identificar si efectivamente había alguien que estaba dando información a Llaitul y si esa persona efectivamente trabajaba para la ANI y después se podrá llegar a otras conclusiones”.

– ¿El sujeto se podría haber hecho pasar por alguien de la ANI?

– Perfectamente, por el tipo de trabajo que se hace, podría ser.

-Este tipo de informaciones, ¿pone en entredicho el sistema de inteligencia?

-Insisto, si fuese verdad que hay gente al interior que le pasaba información al líder del grupo más importante que ejecuta atentados, sin duda es un hecho que llama a la preocupación, pero yo creo que más allá de un problema del sistema, es uno de responsabilidad de quienes trabajan ahí.

-Pero el hecho de que este tipo de informaciones salgan a la luz pone un manto de dudas sobre la institución…
-Estoy de acuerdo, pero eso no cambia nada. Lo único grave sería si es que el hecho fuera cierto, ya que si finalmente no es verdad, no habría nada. Si fuese un invento o no hubiera informante, no habría nada, ese es el problema de emitir un juicio a estas alturas.

-Es que esto pone sobre la mesa la posibilidad de que se hayan frustrado otras operaciones por este tipo de problemas, o que no haya pruebas, por ejemplo, para condenar a los culpables…

-Sin duda, si fuera cierto podríamos suponer muchas cosas, entre otras que se hayan frustrado muchas detenciones.

-Independiente de esta información en particular, hace un tiempo ya que se criticado a la ANI por la falta de resultado en las investigaciones de violencia en La Araucanía. ¿Es necesaria una reforma estructural? ¿Mayor coordinación con las policías?

-Soy desconfiado en términos de que las reformas legales arreglen algo, de hecho en esa materia hay una sistema que obliga a las policías a actuar coordinadamente con la ANI, entonces no es un problema legal, sino que es de responsabilidad política, de las habilidades y de las destrezas de los que ejercen los cargos. No es un problema legal, es uno práctico, de buen funcionamiento de las instituciones.

-Pero en todo este tiempo no hay culpables…

-Sí, uno puede encontrarle criticas, pero la discusión que hubo antes era si la ANI era o no efectiva, o si tenía que tener un rol más operativo o menos operativo. Entonces, ese tipo de hechos puede ser una discusión de largo plazo y uno lo puede discutir en el Parlamento. Pero, si hay gente que trabaja en la institución y que es leal a la causa que se está combatiendo, ese es un problema que no tiene que ver con reformas legislativas ni con lo que se ha venido discutiendo, que es un enfoque más abstracto de cómo debería ser el sistema.

-Hay políticos que han hablado de corrupción en el Estado. ¿Es irresponsable o apresurado hacer ese tipo de acusaciones, entonces?

-Yo creo que sí, pero es parte de lo que dicen los políticos. Uno pudiera estar de acuerdo en tener una postura más moderada o conservadora, y si los políticos emiten juicios, bueno, es parte de su derecho y funciones.