miércoles, agosto 16, 2017

Agrande la imágen con un click

martes, agosto 15, 2017

CASO FREI. CONTINUACIÓN DE LA TELESERIE


Estimados amigos: la verdad del caso Frei.

Frente a la acusación del juez Madrid contra mi padre, que tanto provecho político han querido obtener algunos DC , debo aclarar lo siguiente, que no hay ningún cambio, respecto al sometimiento a proceso del 2009 , solo declaraciones y por supuesto, ningún comentario al último peritaje que descarta el asesinato.
Ustedes han escuchado como los Frei han declarado que está confirmado el asesinato, cosa que no es cierta.

Respecto a mi padre se le acusa de homicidio por una muerte por envenamiento , pero no de colocar los venenos.

De reoperar tardíamente a Frei Montalva.

Pero si no era su paciente, el equipo de médicos internistas no estaba convencido que había que reoperar, 48 horas tardaron los internistas en tomar la decisión ante la tardanza del cirujano tratante, le pidieron a mi padre que operara.

Los Frei cuentan que no saben de donde salió Patricio Silva, pues ellos lo llamaron al encontrarse en pucón el cirujano tratante Dr. Larrain.

Madrid lo culpa porque no quedo el paciente en la UTI, porque no culpa a todos los médicos que participaron en el manejo, en especial el jefe del equipo médico Dr. Goic, que estaba a cargo de las indicaciones medicas.

Lo mismo sobre el uso del transfer factor, es responsabilidad de todo el equipo medico, Madrid le da suma importancia que no haya tenido aprobación del a FDA.

Y como en Chile usamos tanto tiempo el cloranfenicol para tratar la fiebre tifoidea e infecciones gineco-obstetricas, que solo no tenia aprobación de la FDA sino que estaba proscrito por producir anemia aplastica.

Y ahora el fármaco que llego con cannabis contara con aprobación de la FDA para su uso?
El peritaje chileno dice que Frei Montalva tuvo exposición 3 meses previo a su muerte con talio y mostaza sulfúrica. por via endovenosa, aplicados al meses en 3 ocasiones.

Patricio Silva vio a Frei Montalva desde 1,5 mes antes de su muerte.


Cuando el Dr Silva opero, ya existía una lesión, mesenteritis hipertrófica según Larrain?

Cuantos de todos los colegas que atendieron a Frei han sido acusados por Madrid?

Quien fue el médico tratante que no autorizo la autopsia, que tiene que ver el Dr Silva con el tratamiento que dieron al cuerpo de Frei Montalva?

“constituyen un conjunto de presunciones judiciales que apreciadas en conformidad a la ley permiten a este tribunal tener por suficientemente comprobado que el fallecimiento del Ex Presidente de la República Don Eduardo FREI MONTALVA acaecido el día 22 de enero de 1982, fue ocasionada por la deficiente y tardía atención médica proporcionada al momento de su reingreso a la “Clínica Santa María” y por la factibilidad de la introducción paulatina de sustancias tóxicas no convencionales,”

Solo el Dr Silva responsable , el no dio una atención medica, dio un atención quirúrgica, decir factibilidad es lo mas condicional que hay , pero eso dice la acusación y los Frei y la gente dicen está confirmado, que mentira más grande, recién comienza el juicio

Tantas cosas que le hicieron a. Eduardo Frei Montalva, y donde estaban sus hijos Eduardo y Carmen que permitieron que le hicieran esto a su padre, creerán que somos ingenuos.

Saludos y compartan Chile merece saber la verdad.


Luis Felipe Silva,hijo del Dr. Patricio Silva

lunes, agosto 14, 2017

LOS FREI



ALEJANDRO RUSSELL O'KUINGHTTONSS

Para la juventud que no lo sabe, EDUARDO FREI MONTALVA, fue un político demócrata cristiano que gobernó Chile entre 1964 y 1970. Él le entregó el poder a al marxista allende, y no solo eso, él generó las condiciones para que allende asumiera, persuadiendo a los parlamentarios de su partido a apoyarlo; ya que en esa época, a diferencia de la actual “segunda vuelta”, era el parlamento el que decidía si un candidato elegido por mayoría relativa, podía asumir o no el poder.

Aparte de ese negro error que causó tanto daño a Chile, el gobierno de Frei Montalva fue un período inútil, que no dejó nada al país; muy similar al de su hijo Frei Ruiz-Tagle, regímenes inertes, tras los que ellos quedaron como penosas aves de paso.

Pero no solo eso, tal vez la herencia más lúgubre que dejó Frei Montalva a Chile fue su enfermiza y desquiciada familia, particularmente sus hijos Eduardo y Carmen Frei Ruiz-Tagle, las caras más visibles.
Estos personajes, durante sus largos años de parlamentarios -y de presidente en el caso de él-, siempre mantuvieron su sonrisa hipócrita y desdeñada, con esa mirada quimérica e inexistente. Fueron de esas personas repelentes, que es mejor tenerlas tal vez como amigas, pero a sabiendas que en cualquier momento pueden atacar, y de la forma menos imaginable.

Y así ocurrió. El año 2005 y tras dos períodos como senadora en Antofagasta, era inminente que Carmen Frei sería derrotada, su inoperante ausencia ya le pasaba la cuenta. Entonces decidió poner en marcha el siniestro plan que la familia guardaba como “AS” bajo la manga. Si tantos en chile se habían beneficiado millonariamente acusando a los militares de haber "asesinado" a algún pariente... "¿Por qué ellos no?” Además para eso ya tenían un proceso en curso, con ministro en visita y todo.

Y en su peor momento político, ad-portas de perder las elecciones, doña Carmen lanza "dolida" y públicamente sus "dudas" sobre la real muerte de su padre.

En esos días su hermano Eduardo se había mantenido en silencio, porque era un feliz senador vitalicio -aunque él mismo criticó fuertemente al general Pinochet cuando ocupó ese cargo-.

Pero cuando fueron eliminados los senadores vitalicios y se vio obligado a presentar una incómoda candidatura para seguir obteniendo las millonarias regalías parlamentarias, se sumó con gran energía a la campaña de su hermana, llorando penas por el "terrible asesinato de su padre".


"¿Asesinato?"... Ese era el único problema de los hermanitos Frei. ¿Cómo transformar una peritonitis aguda -causa real de la muerte de su padre- en asesinato?

Las presiones que recibió el ministro en visita fueron impresionantes. En un acalorado discurso televisivo, doña Carmen gritaba desaforadamente: "Tenemos quince legajos para demostrar el asesinato de mi padre". Su hermano Eduardo no hacía menos tratando de criminal a cualquier esbozo de uniforme.

Todos sabemos que quince legajos de papelería ¡no sirven! para demostrar algo, basta con un sólo papel y de una carilla que demuestre el hecho, y punto. Pero ese papel no existía.

Ahí empieza lo más cruel de la historia, cuando la familia Frei perdió todo pudor y tiró por tierra cualquier valor cristiano que hubiera tenido, autorizando una primera exhumación de los restos de su padre. El Instituto Médico Legal, organismo que los recibió y analizó, desvirtuó cualquier sospecha.

¡En los restos de Frei Montalva no había nada!

Los Frei enfurecidos pidieron la participación del FBI Norteamericano y tras una nueva exhumación, enviaron “otros restos” de Frei Montalva a Estados Unidos. Pocos meses después recibieron un segundo informe negativo a sus pretensiones.

No contentos con eso, enviaron “más restos” de Frei Montalva a Bélgica, al prestigioso laboratorio de la Universidad de Gent. Aquí se observa hasta que niveles de podredumbre puede llegar la falta de escrúpulos y pudor de algunas personas. En la ocasión, de la nada, la familia Frei hace una declaración diciendo que en Bélgica habían detectado gas mostaza en los restos. Y aunque no había ningún documento que acreditara lo anterior -de hecho el ministro en visita no tenía antecedente alguno de ello-, los hermanos Frei reaccionaron en una encendida declaración diciendo: "la hora de la verdad ha llegado... Eduardo Frei fue asesinado", y de inmediato interpusieron la anhelada querella por homicidio.

Pero curiosamente ese informe de la Universidad de Gent nunca existió, es más, el Mercurio de la época publicó una declaración del propio director del laboratorio belga, que entre otras cosas decía que era imposible encontrar gas mostaza ni ningún químico, porque, textual: "los tejidos orgánicos ya se pudrieron y en los huesos no puede haber nada".

Penosa la forma en que esa familia trata la memoria de su deudo, con sus restos diseminados en laboratorios y expuestos a ese tipo de informes, pero a ellos eso no les interesa.

Tras lo anterior, los Frei se sumen en sus acostumbrados y convenientes silencios.

Más tarde, el año 2008, volverán a atacar con otro descalabro, esta vez a través de una tenatóloga de la Universidad de Chile, la que, tras exhumar “más restos” de Frei Montalva dijo públicamente: "A Frei Montalva lo mataron". En la oportunidad fue el propio ministro de la causa el que reprochó a la tenatóloga, diciendo que si bien ella formaba parte del equipo de trabajo que lo asesoraba, no era experta en toxicología, ciencia que tenía que ver con la indagatoria. Y -declaró molesto el ministro- "Ella sólo ha trabajado en la parte anatomía patológica, porque en toxicología hay otro perito", y agregó que a ella no le corresponde evaluar una situación como esa y menos emitir opiniones.

En esa oportunidad el ministro también dijo: "Yo no puedo afirmar si al ex presidente lo mataron o no". Y fuentes cercanas a él en tribunales, dijeron que el "caso Frei Montalva" ha sido uno de los más difíciles del ministro, porque no tiene ni testigos presenciales ni de oídas, ni confesiones de nadie, ni documentos o certificados, que puedan acreditar el hecho… y curiosamente el caso no lo podía cerrar.

Pero la actitud de la familia Frei fue tan persistente en la insistencia, que las mismas fuentes anteriores dijeron que "el ministro se ha sentido muy presionado en esta causa, porque en Chile ya todos 'piensan' que a Frei lo asesinaron, aunque no fuera así”.
Y no obstante todo lo anterior, el entonces Senador Frei, reaccionó altaneramente obviando las aclaraciones y dichos del ministro, diciendo: "Hemos escuchado una palabra dura y fuerte, lo mataron. Esa es la verdad".
La causa se mantuvo abierta inútilmente hasta noviembre del 2014, cuando el ministro, con ya más de treinta legajos de papelería estéril la cerró.
Pero curiosamente, en el Chile convulsionado de estos días, donde la familia Frei no ha podido tener participación alguna luego de ser rechazada por los electores, ocurre lo imaginable, la Corte de Apelaciones de Santiago, acogiendo las solicitudes -entre otras de doña Carmen Frei Ruiz-Tagle-, reabre la investigación.
Esta nueva etapa se abre con la previa declaración a CNN Chile de una ofuscada doña Carmen Frei, diciendo: "Es terrible saber que definitivamente a mi padre lo asesinaron".
¿Con qué pruebas la ex política dice eso?...Con ninguna, como ellos acostumbran a hacerlo, palabras al aire y mentiras al viento.

Y así el proceso se alargó por otros inútiles tres años, donde se tomaron las mismas declaraciones, se obtuvo las mismas respuestas, se realizaron nuevas exhumaciones al cuerpo y “más trozos” de Frei Montalva, fueron enviados a nuevos laboratorios, los que dijeron lo mismo: “¡No hay evidencia alguna de envenenamiento!”

Pero sin embargo, en esta ocasión el ministro, indudablemente presionado por la familia, cuando agoniza el gobierno de Bachelet, anuncia una acusación por “asesinato”.

Esto indudablemente es parte del show previsto para septiembre, junto con el anuncio del cierre de Punta Peuco.

¿En qué se podría basar el ministro para esta acusación?… en nada real ni sustentable, solo en mentiras o testigos falsos, o en otras sandeces vandálicas de lo que hoy en Chile es el “estado de derecho”… una caterva de inmoralidades antagónicas a la justicia verdadera.

Tras el anuncio del ministro, los hermanos Frei reaparecieron con sus acostumbradas frases al viento: “nunca en la historia de Chile se había asesinado a un presidente”, “emplazo al Ejército a decir la verdad”, etc, etc.

Bueno, esto al parecer terminará con personas inocentes condenadas; con una familia Frei acreedora de la que será la más millonaria de las indemnizaciones, con cargo a todos los chilenos; y por supuesto, con una Bachelet subiéndose al carro de la odiosa victoria.

Termino con una interrogante…

¿Qué dice la familia Frei, supuestamente cristiana, de la letra chica de todos los informes de laboratorio donde, en Chile y el extranjero, desperdigaron los restos de su deudo; la que entre otras aclaraciones dice que: los restos humanos estudiados, junto a los químicos empleados, se sometieron al debido proceso de incineración?

Esa es la más cruda realidad, los restos del ex presidente demócrata cristiano, terminaron en el tacho de la basura, “incinerador” de distintos laboratorios.

PUNTA PEUCO Y LA INEFABLE BACHELET

Capitán de Navío, Don Fernando Thauby García.


Inefable viene de “indecible, algo que no puede explicarse, indescriptible”. Alguien “inefable” es “una persona cuyas características, comportamiento, naturaleza, conformación, descripción” no es posible hacer con palabras. Bachelet es inefable. Su persona, su vida, su comportamiento, sus circunstancias, están mas allá de lo que pueda explicarse.

Su vida ha transcurrido en un increíble nivel de opacidad. Se declaró encarcelada y torturada en Villa Grimaldi, de ahí salió en forma rápida, expedita y sin daños. En momentos en que la lucha entre los grupos armados de la Unidad Popular arreciaba, ella salió rauda del centro mas oscuro y siniestro de la dictadura, hacia Australia, donde al llegar declaró no haber sido torturada. Luego declaró que si había pasado por tan horrible experiencia. Su tránsito de huida culminó en Alemania Oriental, la mas fría, despiadada y robótica dictadura comunista, lugar en que transcurrieron –según su declaración- los años mas felices de su vida.

Dijo que era médico pediatra y nunca produjo evidencia cierta de tal condición y el escaso ejercicio ilegal de su eventual profesión se llevó a cabo bajo la oscuridad protectora de sus “compañeros” del servicio de salud del gobierno. Fue “ayudista” de un grupo extremista armado, pero no declara su participación en enfrentamientos, “expropiaciones” ni “ajusticiamientos”.

Su padre, oficial contador de la Fuerza Aérea, de deteriorada salud, falleció de un ataque al corazón después de un partido de basquetbol, se transformó en muerte bajo tortura llevada a cabo por oficiales de la Fuerza Aérea, organización con la cual ella ha mantenido estrecha relación afectiva durante toda su vida, tanto así que su hijo es Oficial de Reserva de ella.

Su condición de perseguida política, torturada por los militares e hija de militar asesinado por la dictadura le ha permitido pasearse por el mundo promoviendo sus causa revolucionaria y manteniendo una firme postura de “ni perdón ni olvido” contra los militares, mientras ante ellos se declara “miembro de la familia militar”, es decir integrante de su grupo social y sociológico con características opuestas a su declarada ideología marxista revolucionaria y castrista.

Tras un breve cursito en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, escuela creada y mantenida por la dictadura para la formación de sus cuadros directivos superiores, y después de fracasar como Ministro de Salud, arribó al Ministerio de Defensa, donde el Comandante en Jefe del Ejército Emilio Cheyre, -actualmente procesado por su gobierno como criminal contra los derechos humanos-, la invitó a pasearse entre los charcos y anegamientos de una emergencia climática en un vehículo anfibio, lanzándola al estrellato mediático.

En todo este breve relato de enredos, mentiras, medias verdades, exageraciones y silencios, nadie podría dudar que intentar definirla o describirla es imposible.

Esta misma persona cuya historia es un continuo decir, desdecir y contradecir; mentir, aclarar y confundir; mistificar, simular y enredar, fue la creadora de un Museo de la Memoria, si, un museo para recordar y tratar de justificar su historia política y extremista. Como no podía ser de otra manera, el museo es selectivo, acotado, dirigido y acomodado a las necesidades del grupo extremista de su simpatía: se puede recordar la historia de Chile solo desde 1973 hasta 1990.

Si, mas allá de toda duda, Bachelet es inefable.
Pero su pasión por los derechos humanos tiene un límite. Cuando se detectó que en el Servicio Nacional de Menores organismo estatal a cargo de los menores desvalidos, durante sus dos gobiernos y otros mas durante los 11 últimos años, se habían violado brutalmente los derechos humanos de miles de niños; se habían asesinado o dejado morir por descuido y abandono –desnutrición y piojos- a mas 1336 niños y niñas y incluyendo violaciones, apremios ilegítimos, prostitución forzada, golpizas y brutalización y se iniciaron las investigaciones del caso, agitó a todo su staff ministerial para evitarlas y cuando ellas concluyeron en la identificación de la culpable de los últimos y mas graves hechos, detuvo e impidió el reconocimiento político, por parte del Congreso, de la responsabilidad de sus dos gobiernos, centrada en su protegida, Javiera Blanco.

La mayor y mas grave violación a los derechos humanos de niños y niñas desvalidos de que haya memoria en Chile, para Bachelet no alcanza a igualar la violencia de un número similar de muertes de integrantes de bandas armadas que intentaron enfrentar a las FFAA de Chile.
Por cierto, es inefable.
Durante su primera administración el gobierno de Bachelet contó con exitoso apoyo y simpatía comunicacional y con el control positivo de los partidos políticos de la Concertación. Contó con abundantes recursos financieros producto del super ciclo positivo del precio del cobre con lo que su gestión económica, pasiva y repartidora de bonos y subsidios, le permitió salir con una buena aprobación popular, sobreviviendo a desastres de gestión e irresponsabilidad personal como el caótico manejo del maremoto de febrero del año 2010 y su también turbia investigación.

En su convicción de que había hecho un buen gobierno presentó su candidatura para el año 2015 ,la que ganó holgadamente.
Desde el comienzo su gestión fue inaudita. Dejó de lado a los partidos políticos de su Nueva Mayoría, armó un equipo político al mando de un oscuro hombre de su confianza personal –Rodrigo Peñailillo- y un inepto economista a cargo de Hacienda a los que tuvo que sacar rápidamente.

Todo marchó mal, al cabo de un año ya estaba a la vista el fracaso. Su proximidad al chavismo fue un arcaísmo patético; arruinó la educación con propuestas demagógicas y mal implementadas; creó una ley de impositiva que aun nadie entiende pero que paralizó la economía e incrementó la cesantía; difundió entre la ciudadanía la idea de que toda participación privada en la generación de bienes o servicios con connotación social era éticamente reprobable, negativa e injustificada. Lanzó ideas de reformas
previsionales demagógicas y lo mas reprobable de todo, implantó una política en que todo vale para seguir en el poder, cuyo peor, mas inmoral y mas cruel ejemplo es el desconocimiento del genocidio del Sename, para evitar que sus consecuencias pudieran derivar en una acusación constitucional a su persona o estropear su postulación a un cargo en Naciones Unidas.
Su nefasto gobierno ha llegado a su fin, ¿qué deja detrás suyo?, daño económico, agudización de los conflictos y antagonismos sociales, debilidad política, deterioro institucional, la muestra final es la entrevista efectuada por la franquicia de una cadena televisiva norteamericana en Chile -CNN- en que una periodista de segunda línea le impone la agenda del canal y fabrica una noticia que luego amplifican con comentarios y “debates”: el cierre del Penal de Punta Peuco en que están los prisioneros militares,
“caballo de batalla” de ese medio. Este último hecho es el último clavo en su ataúd político. La pérdida de la autoridad y del respeto a su cargo.

No fue capaz de resolver el último problema grave de la transición –la persecución arbitraria e ilegal a los militares- , cedió a las imposiciones económicas e ideológicas del Partido Comunista y se hizo cómplice histórica de la página mas negra de las relaciones entre los políticos y las FFAA. Una página que no tendrá “perdón ni olvido”.

Su primera administración no dejó nada y la segunda menos.

Pero eso ya es pasado. Bachelet y su lote se acabó. Falta ver que pasará con Piñera, el segundo presidente que será reelegido. Su primera administración dejó buenas marcas económicas, pero eso no hace a un estadista. Lo que mas lo aproxima a ello fue su manejo brillante del maremoto y sus desastrosos efectos. Pero no basta, lo que hace grande a un presidente es la marca que deja en la política, en el devenir de la república. Aylwin inició la transición favoreciendo a sus parciales, indultando a los extremistas, estableciendo una institucionalidad democrática sólida y conservando las políticas económicas del Gobierno Militar. Pero no pudo con el odio del PS ni con el del PC. Fue el precio de su apoyo.

¿Será Piñera un estadista capaz de cerrar la transición y poner de nuevo a Chile en marcha como una patria de hermanos?, ¿será capaz de sobreponerse a la máquina económico-judicial del PC que enriquece a sus abogados, jueces y partidarios con cargo al estado? ¿o se sumergirá en la larga lista de gobernantes del montón?.

Lo veremos

FERNANDO THAUBY
Capitán de Navío (R)