miércoles, mayo 24, 2017

LO QUE SE OLVIDA SE DESPRECIA


Santiago, 21 de Mayo de 2017

General de Ejército
HUMBERTO OVIEDO ARRIAGADA
Comandante en Jefe del Ejército
Presente

Estimado Sr. General Oviedo,

Lo saludo con aprecio, comprendiendo lo arduo de su misión en la etapa que se vive como Comandante en Jefe de nuestro Ejército, y también saludo a mis camaradas de siempre, a quienes les llegará esta carta, algunos de ellos y sus familias viviendo momentos difíciles ante la indiferencia, el silencio y nuestra pérdida de la capacidad de asombro ante sus graves problemas judiciales.


En estos días ha sido penoso, denigrante, indigno y vergonzoso para quienes estamos en retiro, el encarcelamiento en el Penal de Colina, de oficiales y suboficiales - hace casi medio siglo atrás, Tenientes o Subtenientes, Sargentos o Cabos -, condenados por cumplir órdenes sin considerar la obediencia debida; la prolongada detención del Coronel Cristián Labbé, el interrogatorio y funa al ex Comandante en Jefe, General Juan Emilio Cheyre, la petición de clemencia sin respuesta por redes sociales para un distinguido Coronel encarcelado y agonizante; y junto con ello, la negativa del gobierno para que este oficial fuera visitado por miembros del Colegio Médico de Chile en Punta Peuco para comprobar su gravedad.

Todo esto alentado por una fuerte y repentina campaña comunicacional promovida, seguramente, desde sectores políticos para – posiblemente, como táctica ya conocida -, tapar los escándalos financieros que la opinión pública ha conocido durante la última semana.

Se nos trata de humillar ante el pais, nuestras familias y camaradas y vemos impávidos como se nos bombardea con reportajes y noticias falsas o distorsionadas, que solo buscan el odio.

Lamentablemente, US ha estado absolutamente ausente y se ha guardado un pusilánime silencio institucional. Ya no nos convence la manida frase de "Que se están haciendo cosas". Desgraciadamente, no se observa ni una palabra de aliento o de apoyo, ni tampoco alguna gestión por esos “camaradas caídos” enfermos y aquellos abandonados a su suerte en esta perversa “masacre judicial” en donde algunos jueces parecieran competir por quien condena con más años de carcel. Es así, como cada vez más militares caen prisioneros con leyes aplicadas por hechos anteriores al reconocimiento del Estatuto de Roma; sin reconocerles derechos básicos como el debido proceso, la presunción de inocencia y procesos justos; porque al fin, lo que se persigue, es la venganza y el deleite morboso, perturbado y patológico de verlos morir tras las rejas.


¡Nos están aplicando la experiencia alemana con el Holocausto, ignorando las circunstancias de nuestra Historia; y el Ejército de Chile, mira desde la galería como todos esos políticos miserables que ayer nos alentaban y gobernaron con nosotros desde el primer día, que hablaban de “inequidad ante la justicia”, “persecución implacable a todo uniformado”, y hoy los mismos, nos desconocen y nos condenan desde sus elevados cargos¡

Los hoy día procesados y encarcelados, no éramos una tropilla de baguales indisciplinados agrupados en asociaciones ilícitas , sin formación, sin jerarquía, sin mandos responsables y donde cada uno hacía lo que quería.
¡Éramos soldados del Ejército de Chile y esa condición no se puede desconocer y nuestra Institución ignorar ¡

Sr General, lamentablemente la voz del Ejército, personificada en US, no se escucha.

Las situaciones por las cuales pasan sus camaradas de armas; los que fueron sus compañeros, sus instructores, sus superiores, sus amigos, se inclinan a no conmoverlo y lo que es peor no interesarle, y parece ser ésa la orientación institucional.

Indigna ver la página web del Ejército con motivo de sus 206 años de existencia, en que se le dedican 5 líneas en total al gobierno militar y a los conflictos del 74 y 78, que fue la única oportunidad en el siglo XX en que bravos soldados vivieron meses en las trincheras hasta que se logró la paz.
¡5 líneas… qué vergüenza, qué ingratitud, qué infidelidad!

No quisiera pensar que nuestra castigada generación sea el chivo expiatorio y ejemplo para que el Ejército de Chile rompa y se sacuda de su pasado reciente, condenándola y estigmatizándola ante los futuros oficiales y suboficiales. Somos parte de la gloria del pasado reciente del Ejército, con nuestros aciertos y nuestros errores, pero protagonistas y orgullosos de nuestra tarea.

El Ejército no es aquel que hoy está formado en el patio. Lo componemos todos, y nosotros, los hombres en retiro, somos la expresion de las tradiciones, los valores, los principios, la historia,¡el ejemplo¡ …¡En cualquier tiempo!

Estimado General Humberto Oviedo, mañana estará en el retiro por el resto de su vida y el no haber ayudado a sus camaradas abandonados se convertirá en su propia aflicción.

Por lealtad a ellos, “haga más allá de su deber”.

Todos esperamos que sea el Ejercito y, ojalá las FFAA, las que hagan presente en forma firme que no se puede continuar abusando de las leyes, sin la imparcialidad suficiente y teniendo solo como norte el odio, el revanchismo y la venganza.

Siempre el camino del deber está señalizado como el más difícil y no solo se es responsable de lo que se hace sino de lo que no se hace, de lo que no se defiende y de lo que se calla.

Usted tiene la inteligencia, el criterio e intactos sus valores militares, solo falta la inquebrantable voluntad de asumir la responsabilidad que su tiempo le exige.

Lo saluda con especial aprecio

Hernán Núñez Manríquez
General (R)

Colegio Médico vuelve a pedir ingreso a Punta Peuco


Rodrigo Fuentes |Lunes 22 de mayo 2017 20:30 hrs.

Consejo-del-Colegio-Medico-de-Chile
Agrupación de Familiares Ejecutados Políticos indicó que con esto, los representantes gremiales están participando en la campaña que reos y familiares están haciendo para conseguir beneficios carcelarios.

Claves: alicia lira, beneficios carcelarios, familiares de ejecutados políticos, impunidad, indultos, punta peuco, tucapel jimenez
El presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, anunció que se coordinará nuevamente una visita al penal de Punta Peuco con el objetivo de observar las condiciones generales del centro penitenciario, así como la atención de salud a reos de acuerdo a su edad y condición.

Esto, luego que la semana pasada parte de la directiva llegó al recinto acompañada de profesionales del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), sin embargo, Gendarmería les prohibió el ingreso sin entregar justificación.

Enrique Paris indicó que, tal como lo han hecho en anteriores oportunidades, en casos como el de la machi Francisca Linconao y otros presos mapuche, procederán de igual forma con los militares condenados por crímenes de lesa humanidad: “Nuestra misión es únicamente certificar si las condiciones carcelarias en el recinto son adecuadas para atender el estado de salud de los pacientes. No vamos a influir ni en el indulto, ni en la rebaja de penas. Lo mismo que hicimos con los mapuches, por ejemplo, la Machi Francisca Linconao y Lorenza Cayuhuan. Vamos sólo a calificar el estado de salud de las personas”.

La petición de visita de los profesionales fue solicitada por el abogado de los militares Raúl Meza y por parientes de siete internos condenados por crímenes cometidos durante la dictadura.

Sin embargo, las víctimas no ven con buenos ojos la propuesta galena. La presidenta de la Agrupación de Familiares Ejecutados Políticos, Alicia Lira, acusó al Colegio Médico de hacerse parte en la campaña que están llevando a cabo los reos para conseguir beneficios carcelarios y lograr finalmente la impunidad.

A juicio de la histórica dirigenta, “ellos (los médicos) saben que no existe ningún tipo de discriminación, porque los reos de Punta Peuco condenados por crímenes de lesa humanidad tienen muy buena atención médica, incluso más que un ciudadano común que no tiene acceso al Hospital Militar o al de Carabineros. Se dejaron presionar o muchos al interior del Colegio Médico están por sumarse a esta campaña de beneficios carcelarios, indulto, es decir, impunidad”.

Alicia Lira emplazó al gremio a preocuparse por la situación infrahumana que están los reos comunes en las cárceles del país y recalcó que los militares en retiro detenidos en Punta Peuco cuentan con instituciones de salud mucho mejor que la mayoría de los chilenos.

Al respecto, el diputado del PPD e integrante de la comisión de Derechos Humanos, Tucapel Jiménez advirtió sobre los beneficios que mantienen los reclusos, a pesar de estar (mal) condenados por crímenes de lesa humanidad.

“El día que fueron (el Colegio Médico), al parecer había una fiesta. Bien extraño que los propios internos armen actividades de este tipo”, comentó el también hijo de un ejecutado político, para quien es evidente que en los criminales de lesa humanidad siguen contando con beneficios.

El diputado Jiménez puso como ejemplo de estos privilegios las pensiones millonarias que aún reciben los condenados. Asimismo señaló que “se da la situación tan insólita que las víctimas están aportando para pagarle la pensión a los victimarios”.

martes, mayo 23, 2017

SARGENTO JUAN DE DIOS ALDEA


El día 24 de mayo de 1879 a los 26 9 a los 26 años de edad fallece en Iquique el leal y heroico Sargento 2º de Artillería de Marina, de la guarnición de la Corbeta “Esmeralda”, tres días después de haber acompañado al Comandante Prat, en su inmortal abordaje al acorazado “Huáscar”, en un hecho histórico que estremeció a Chile y al mundo entero el memorable 21 de Mayo, levantando con esta acción la congoja y el patriotismo de todo un pueblo que pujante y valeroso que se alzó para defender a la Patria ante el mayor peligro su existencia.

A los 16 años de edad y en una Comisión de Enganche se enroló en el Cuerpo de Infantería de Marina, que en esos tiempos había aumentado el Presidente José Joaquín Pérez a 800 plazas. La Comisión de Enganche que conquistó al inquieto adolescente, no podía imaginarse que aquel joven a quien apenas apuntaba un ligero bozo que sombreaba su labio superior, llegaría a agregar un capitulo brillante a la Historia Naval Chile

Durante el transcurso de su carrera siempre mostró un latente sentir de hombre de arma, por cuanto Juan de Dios Aldea no podía tener influjos poderosos. Para él solo fue una vocación irresistible. Ya todos sabemos de cómo saltó el Comandante de la “Esmeralda” a la cubierta del “Huáscar” y cómo fue el único que lo acompañó, debido al terrible estruendo de los cañones y fusilería que impidió que la orden de abordaje del Capitán Prat, fuera escuchada por otros tripulantes.

Fiel a su insigne jefe, firme cumplidor de su deber, leal hasta la muerte, saltó sin dudar a una muerte segura, pero que lo haría entrar a la eternidad. Se batió contra los enemigos de su patria y ejecutó una proeza, una proeza que le costó la vida. Mientras al Comandante Prat se le ultimaba en plena cubierta del monitor, a su acompañante el digno y esforzado Sargento, se le hería con numerosas balas de fusil que le hicieron caer moribundo en la proa del buque.

El ejemplo de heroísmo y lealtad del Sargento Juan de Dios Aldea ha quedado para siempre perpetuado: Primero en una pequeña torpedera, luego un remolcador, después un hermoso destructor, y un remolcador de Alta Mar. En la actualidad lleva su nombre el buque estrella de la Armada de Chile “Sargento Aldea”, unidad que en su raudo navegar por las costas de nuestro país, lleva mensajes de solidaridad y asistencia a miles de ciudadanos a través de todo el país ¡Viva Chile!, del libro “Marinos Ilustres del Pasado!”, del insigne escritor naval Rodrigo Fuenzalida Bade.

Atentamente,

Manuel Chamorro Moreno

Suboficial (R) Armada

Santiago, 23 de mayo de 2017.

MULTIGREMIAL FACIR - OBSERVATORIO DDHH, PEDRO VEAS DIABUNO

lunes, mayo 22, 2017

CARTA DESESPERADA DE UN OFICIAL A SU COMANDANTE EN JEFE FRENTE A SU INERCIA ANTE LA SUCESIÓN DE PRESOS POLÍTICOS MILITARES

Escribe don Jorge Tejos

Cuando un oficial de Ejército en retiro, con el grado de mayor, le escribe una extensa y documentada –y muy respetuosa- carta al comandante en jefe de la Institución de su vida preguntando cosas que todos vemos y sabemos que ocurren, pero algunos no, es para pensar que algo no anda bien.
Por razones de espacio hemos tenido que elegir y reproducir solamente una parte de la misiva. Lo hemos hecho en forma textual y completa donde su autor, el mayor Jorge Tejos Rodríguez, perteneciente a una familia militar, le hace a su superior distintas preguntas, que hasta ahora no tienen respuesta.
En diciembre del pasado años, los generales cautivos en Punta Peuco le enviaron una misiva con similares inquietudes que el destinatario no respondió. Ante ese silencio, no sólo los generales, sino los militares presos en Punta Peuco le enviaron otra en febrero de este año. Pero no hay respuesta.
Lo que sigue son las preguntas públicas que hace el mayor Jorge Tejos Rodríguez:

Son muchas , y entre todas quiero destacar solo algunas dudas: 1.- ¿Por qué cuando se ha calificado a la Institución de “EJÉRCITO GENOCIDA” en forma pública, en medios masivos de comunicación social, no se ha dicho ni una sola palabra, y no ha existido un comunicado oficial repudiando esta grave ofensa? ¿Se está asumiendo que es verdad?
2.- ¿Por qué se ha aceptado que en los fallos judiciales se aplique la figura de “ASOCIACIÓN ILÍCITA”, a Oficiales y Suboficiales que se encontraban en servicio activo? ¿Se asume también que aparte de “Genocida”, el Ejército durante esas décadas fue una “Asociación Ilícita?
Lo curioso es que para pagar las groseras indemnizaciones, cambia la figura por “Agentes del Estado”, porque ninguna “Asociación Ilícita”, se haría cargo de este pago.
¿A esto no le llaman en todas partes “doble estándar”?
3.- ¿Por qué solo a los Uniformados en Chile, se les procesa y condena con una Ley que dejó de regir hace años?
4.- ¿Por qué no se presentó un reclamo formal al Presidente de la Corte Suprema, ante la confesión de un ex Juez en un programa de televisión, donde expresó claramente que todas sus condenas a Militares se fundaron en “FICCIONES”?
En todos los países del mundo (hasta los más corruptos) esto constituye un delito descrito como “PREVARICACIÓN”.
¿No le pareció al Alto Mando, su nombramiento como asesor de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa, al día siguiente del programa de televisión, un acto de hostigamiento y menosprecio?
¿Hicieron un reclamo formal al Ministro de Defensa o al de Justicia?
5.- ¿Es Inconstitucional o Ilegal, exigir respeto a la Constitución y a la Ley?
No, no lo es mi General. Cualquier ciudadano puede hacer uso de las facultades que otorga la Ley, cuando siente que su honor ha sido mancillado, o se ha actuado transgrediendo el Estado de Derecho.
6.- ¿Por qué nunca lo han hecho?
Son muchas las dudas mi General, y quizás no tengo toda la información de sus gestiones en forma privada con autoridades, pero lo cierto es que todos quisiéramos que se hicieran públicas.
Conocí a mi General Carlos Oviedo cuando era Comandante del RI.17 “Los Ángeles”, y creo no equivocarme al asegurar que es uno de los hombres más correctos con los que trabajé en mi carrera Militar. Usted es su hermano, y sabe que es así.
A mi General Hugo Prado Contreras lo conozco desde los tres años de edad, y es un insulto pensar siquiera que él cometió un delito en su honorable vida.
Lo mismo puedo decir de los Generales Álvarez Sgolia (Q.E.P.D.), Salas Wenzel, Ramirez Rurange (Q.E.P.D.), Ramirez Hald, Fernandez Verardi, Iturriaga Newman, Covarrubias Valenzuela, etc.,
A los Brigadieres Krassnoff Martchenco, Zara Holger, Carevic Cubillos, Willeke Floel, Espinoza Bravo, Navarrete Izarnotegui, etc., etc.
Y esta lista se triplicará posiblemente mañana, porque en este negocio, no se salva ni el cocinero de la Esmeralda.
Ni una pequeña demostración de malestar
Y me pregunto con horror: ¿Cuántos más tendrán que morir encadenados a un catre?
¿Cuántos más pondrán su pistola en la sien, para evitar a sus familias tan indigna humillación?
¿A cuántos más encerrarán de por vida, por la estúpida y absurda mentira de tener secuestrado a alguien desde hace 43 años?
¿Qué posibilidades tienen de defensa, si se presume que son culpables, y los condenarán por “ficciones Jurídicas”, es decir por hechos o sucesos fingidos o inventados?
¿Qué posibilidades de defensa tienen, si un testigo falso basta para condenarlos?
¿Usted cree que mi General Oviedo tendrá un debido proceso? No. Usted sabe que no lo tendrá, y yo también, porque así ha sido en todos los casos.
Un Abogado Español, que presentó el caso de uno de nuestros camaradas en una Corte Internacional, no podía creer que el ex Juez Solís lo había condenado más de 20 veces, sin haberle tomado nunca una declaración.
No podía creer el nivel de corrupción, del poder que justamente debía administrar justicia, razón por la cual decidió recurrir a una Corte fuera del país.
Se ha tenido que llegar a la vejatoria actitud de pedir “CLEMENCIA”, por honorables hombres de Armas de avanzada edad, con enfermedades terminales o mentales propias de la vejez, porque el sistema judicial abandonó sus “deberes”, reemplazándolos por una siniestra “venganza”.
Y así es, ha sido y será, porque nunca ha existido ni una pequeña demostración de malestar por parte de los únicos que podrían poner fin a este frenesí de abusos, que son justamente las FF.AA. y de Orden, en respaldo y apoyo a la verdad y a sus Camaradas.
Mi General, no pedimos que el Ejército haga algo que este fuera de lo estrictamente legal, solo pedimos que terminen de ser testigos pasivos del aniquilamiento de sus propias tropas, utilizando argumentos falsos, y no lo digo yo….lo dice uno de los Jueces que lo hizo.
Por Dios, digan algo. ¿Cómo puede ser posible que todos los Oficiales y Suboficiales activos el año 1973, tengan que terminar su
vida en la cárcel?