Buscar este blog

lunes, febrero 01, 2021

Plan Hermes, la operación para derrocar al gobierno chileno que destapó revista colombiana

Emily Avendaño y Daniela Bas www.ellibero.cl 31 de Enero de 2021 Semana accedió a los documentos incautados al guerrillero del Ejército de Liberación Nacional, Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel. Entre sus planes estaba matar a los hijos de Álvaro Uribe, secuestrar en Argentina, financiar campañas ecuatorianas e infiltrar protestas en Chile. El artículo menciona que Uriel “mantenía comunicación permanente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y el Frente Patriótico Manuel Rodríguez”. La revista colombiana Semana reveló los archivos del tercer jefe del frente de Guerra Occidental del Ejército de Liberación Nacional (ELN), quien fue abatido el 25 de octubre durante la operación Odín en la zona selvática del Chocó. Las autoridades anunciaron que en el lugar se encontraron 3 radios base, siete computadores portátiles, 11 discos duros, 24 memorias USB, tres tabletas, 23 teléfonos celulares, equipos de GPS, cámaras fotográficas, rutas de escape, munición calibre 5.56 y su pasaporte personal, además de un arsenal de equipos informáticos donde se almacenaban 3,2 teras de información, que equivalen a 2 millones de archivos blindados. Estos fueron desencriptados por la inteligencia colombiana y la revista Semana tuvo acceso a ellos, los que revelaron que entre sus planes estaba atentar contra los hijos del expresidente Álvaro Uribe, secuestrar en Argentina e infiltrar protestas en Chile. Según la revista, “la divulgación de las comunicaciones de alias Uriel pone al descubierto los alcances criminales del ELN en América Latina y Europa, sus planes para convencer a jóvenes de sus causas, sus contactos de alto nivel, sus intereses políticos, sus millonarios negocios y sus planes delincuenciales ejecutados milimétricamente”.
Una de las carpetas encontradas entre los 2 millones de archivos de Uriel contiene información de alto valor sobre los intereses del ELN en Chile y Argentina. En el artículo de Semana titulado “Los explosivos archivos de los computadores de Uriel” se lee: “Uriel tenía un interés especial en seguir de cerca la protesta social en Chile, y mantenía comunicación permanente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y el Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Uriel le comparte al COCE -Comando Central- sus impresiones sobre lo que ocurre allí y lo que le dicen sus contactos en medio de la agitación que derivó en una reforma a la Constitución. ‘Es muy probable que la salida sea un nuevo pacto interburgués con la clase media, representada por los partidos de centro y del progresismo, además el PC como halador de bolas, que podría llegar incluso hasta la renuncia de Piñera si la rebelión nacional se extiende varios días más’, dice Uriel, quien se refiere al movimiento chileno como un movimiento continental”. Continúa el guerrillero: “Estamos justamente en una coyuntura histórica de nuestros pueblos continentales que se movilizan y se empoderan como sujetos sociales, y también histórica para el cambio que se avecina a gran velocidad. Que la Pachamama ilumine la marcha de nuestros pueblos”. Semana conoció que el Gobierno colombiano alertó en su momento al presidente Sebastián Piñera de la existencia del denominado Plan Hermes del ELN, por medio del cual buscan expandirse en el continente, tratando de infiltrar los colectivos pacíficos de agitación social. “El contacto entre la Casa de Nariño y el Palacio de la Moneda se dio en los días más convulsionados de las protestas que tuvieron lugar en Chile durante casi un año”, escriben. Hay antecedentes tanto del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, como del MIR convocando a mantener las protestas –que luego se tornaban en disturbios- en el país. Por ejemplo, durante el mes de marzo de 2020, cuando la fuerza de las convocatorias ya declinaba y distintas agrupaciones buscaban retornar a las calles. Incluso el perfil de Facebook del FPMR da pistas sobre su relación con el ELN. El 16 de mayo publicaron un video del Ejército de Liberación Nacional (ELN) repartiendo comida en Colombia. Luego de esto, desde su perfil comenzaron a hacer publicaciones que aluden al tema de la alimentación en Yungay, y tras las manifestaciones escribieron un comunicado en el que afirman: “El pueblo está pasando hambre y sale a las calles desesperado, este gobierno neoliberal no ha sido capaz de resolver los problemas y necesidades más urgentes”. Califican los planes y programas del gobierno como “migajas”. En un comunicado señalan: “Hoy es el momento de salir a organizar, en pequeños núcleos de patriotas dispuestos a luchar con todas las fuerzas por una sociedad para todos y todas. En el camino iremos tejiendo las redes y uniéndonos unos(as) a otros(as) para cubrir esta larga y angosta faja de tierra que tanto necesita de ti. A los y las jóvenes llamamos a ocupar su puesto en los combates venideros, a organizarse y trabajar junto al pueblo en los territorios, apoyando las ollas comunes, sanitizar, adquisición de alimentos para organizar el apoyo a los más necesitados(as) y apertrecharnos para las futuras luchas”. Los miristas también tenían la vista en reavivar las calles en marzo de 2020. Circula un video de uno de sus militantes declarando durante una manifestación que parece ser en la Plaza Baquedano. El hombre, con el rostro a medio cubrir, afirma: “Aquí estamos nuevamente apoyando al pueblo, con sus justas demandas: ya no queremos que se vaya Piñera, ahora queremos sacar de raíz el neoliberalismo que nos explota desde el año 73; pero sabemos que tenemos que elevar la lucha. Esto tiene que ser sacar a esta gente y a todos los secuaces que están con él por la fuerza, compañero. Eso significa todas las formas de lucha. Aumentar la lucha, ir a la lucha de clases directamente, pero la confrontación tiene que ser pareja por eso estamos preparando a nuestros jóvenes para la gran pelea que se nos viene, se nos viene mucha lucha. Sabemos que el costo va a ser grande, pero la felicidad para el pueblo chileno y la revolución va a ser más grande. Hasta la victoria siempre”. Otro ejemplo del nexo de estas organizaciones con el llamado “estallido social”, surgió con el caso de Víctor Iturrieta, arrestado en diciembre con ácido sulfúrico en el Metro, tras provocar lesiones a tres pasajeras del Metro de Santiago, una vez que el potente químico que guardaba en su mochila comenzara a gotear. Su perfil podía pasar desapercibido, pero en las filas de la izquierda radical tiene su historial: este profesor de Historia y Ciencias Sociales pertenece al Partido Comunista Acción Proletaria y fue candidato a concejal (2016) y a diputado (2017) por Unión Patriótica, del excandidato presidencial Eduardo Artés. Su colectividad, el Partido Comunista-Acción Proletaria, concretó una alianza con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) para presentar una lista de candidaturas para la elección de miembros de la Convención Constituyente, en abril. Secuestro en Argentina y contacto en Ecuador Otro de los archivos que revela la revista Semana tienen relación con una organización de secuestro en Argentina. El artículo cuenta que Uriel habla de crímenes para poder financiarse y la “posibilidad de secuestrar a uno de los más altos ejecutivos de una multinacional de alimentos en Argentina”, nombre que Semana no publica por razones de seguridad. “Para ello, Uriel ofrece el envío de personal armado a territorio argentino para ejecutar labores de inteligencia y cometer el plagio. ‘Eso sí implica no solo una buena posibilidad económica, sino el impacto político’, le reporta Uriel al COCE”, se lee en el reportaje. La carpeta ecuatoriana habla sobre el interés del ELN en la campaña presidencial de Ecuador, cuyas elecciones son el 7 de febrero. Semana revela que Uriel le escribió a contactos del ELN en Ecuador sobre un aporte económico a alguna campaña. “Quisiera me contaran del capital entregado al binomio para el señor de la mariposa del sur MS, después de la cumbre mundial de internacional progresista (…) Los comuneros nos informaron de una inversión de 80.000 USD entregados a ustedes en barbacoas”, habría escrito Uriel. Según Semana, los análisis de estos mensajes “arrojan que Uriel estaría hablando presuntamente de la campaña de Andrés Arauz Galarza, exministro del Gobierno de Rafael Correa y candidato presidencial en Ecuador por el movimiento Centro Democrático y la plataforma UNES (Unión por la Esperanza)”. “Las siglas MS harían referencia al logo de este último partido, que es una mariposa de varios colores. Estos supuestos aportes económicos del ELN a políticos ecuatorianos no solo serían parte de una estrategia de expansión internacional, sino que se harían pensando en futuras retribuciones”, dice el artículo colombiano. En sus comunicaciones, Uriel habla de un “amigo del Cinturón” que, según las autoridades colombianas y como lo informa Semana, sería “el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien estaba en el poder cuando se desarrollaron las conversaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN en Quito”.

Carta de un venezolano que vive en Chile

El problema de los chilenos es que están convencidos que los venezolanos somos unos brutos y que por eso estamos donde estamos. No creen que Chile pueda llegar al nivel actual de Venezuela, se creen superiores. No entienden que esta gente es capaz de destruir todo lo que toca. Estos chilenos revolucionarios de baja monta les compran sus discursos populistas y sus reformas insostenibles en un país mucho más pobre que Venezuela, créanme comerán mierda mucho antes de lo que nos tocó comerla a los venezolanos ... ya veré a los que hoy se las dan de "revolucionarios en dockers", arrepentirse y rogar para que saquen a estos demonios . A ese chileno que le gusta ir a Cuba como si de un museo se tratara, me encantaría dejarlo un solo día por las calles de Caracas a ver si sobrevive. Éramos un paraíso, no se confundan, ustedes caerán mucho antes que nosotros, porque aquí el historial de resentimiento es de larga data, en Venezuela nos hicieron resentidos, nos embrutecieron poquito a poquito, nos pisaron la dignidad hasta el punto que la gente se muere en una cola esperando una bolsa de comida . Si creen que estarán mejor, están equivocados, los pobres serán más pobres y esos ricos que tanto repudian buscarán la forma de hacer negocios con sus líderes populistas y serán más ricos y ustedes más pobres, más embrutecidos, más olvidados... Y esos que tanto repudian a la empresa privada , no se preocupen, ellas desaparecerán, no tendrán a nadie a quien repudiar más que a su estado protector, a ese estado que les dará las migajas para mantenerlos fieles a un régimen . Lean chilenos, instrúyanse y no subestimen el poder de la izquierda y su aparato productor de miseria, no son mejores que los Venezolanos, son mucho peores porque están por destruir el que  hasta ahora había sido el único país de Latinoamérica capaz de salvarse, lo que tienen hoy lo añorarán hasta el punto que le dolerán las entrañas ... ¡Suerte!

domingo, enero 31, 2021

Jorge Tarud no será el candidato del PPP

Escribe Fernando Martínez Collins. Periodista No acostumbro jugar de pitonizo. Pero hubiese apostado sencillo contra doble que el ex diputado por cuatro períodos y ex embajador de Chile ante la República Popular China, Australiay Arabia Saudita no será de los tres candidatos que postulan por su partido representar al PPD a la Presidencia de la República el elegido. En los comicios de hoy domingo, uno de los candidatos y presidente del Partido, Heraldo Muñoz, declaró este sábado a la prensa que “espera’’ que voten en estas internas 10 mil personas o algo más. El otro postulante es “piérdete una’’, difícil es encontrar el programa de Televisión donde él no esté, la crónica donde no se las ingenie para dar su opinión, incluso tiene comentario establece en un diario de la plaza. Muy recientemente, el Servel informó a los chilenos que 14 millones 900 mil personas tienen derecho a sufragar en las próximas elecciones. El presidente del PPD espera (es decir se daría contento) si asisten 10 mil, es decir el, 0,00067 % de los chilenos, O si lo quiere de otro modo, más fácil., 1490 por cada millón de chilenos. ¿Poderoso partido el PPD?. Pero no lo critiquemos porque todos, unos más, otros menos, navegan en las mismas aguas?. Muchos caciques, pocos indios El total de inscritos, militantes de Partidos Políticos, representan – con generosidad- el 4% de los electores. De cada 100 chilenos, 96 prefieren ser independientes. En el último informe de militantes entregado por el SERVEL, las colectividades han perdido clientela. Cada vez son menos, pero actúan con una soberbia y creen que tienen el monopolio de los chilenos. A los republicanos los conocí desde chiquititos El Partido Republicano es uno de los chicos. Hace 4 años tenía 5 mil militantes, luego se transformó en Partido Político “en formación’’ a nivel Regional “en tres regiones’’. Al paso de los meses se ha ido consolidando. Hoy es un partido con alcance nacional, legalmente constituido en todo Chile. Sus 5 mil voluntarios de antes, cuando era movimiento, hoy alcanzan a 20 mil militantes en Chile. No hay ningún partido político que haya tenido en este último período el crecimiento de los Republicanos. En materia de crecimiento les da cancha a todos. Pero aún le siguen considerando un partido chico, muy chico, e incluso colectividades como Evópoli, no precisamente la más grande de Chile ni la que más crece, que marca el paso –por ser dadivoso- le puso los mayores reparos para que formara parte del pacto no vinculante, no eterno, sino un matrimonio temporal, por conveniencia, con fecha de terminó, 14 de abril. El acuerdo de unidad favorecería a todos los de “Chile Vamos’’, y perjudicará a la izquierda, que va dividida. El Partido Progresista (PRO) se negó a integrar el pacto por razones atendibles. Actuó con corrección, y eso es bueno, aunque temo que sacará menos votos de los que hoy tiene y posiblemente ninguno de los 155 consejeros. Conocí de cerca a Tarud Estuve 8 años reporteando noticias de la Cámara, y el abogado Tarud me sobrepasó en tiempo. El presentaba la zona del Maule y en particular los distritos de Linares (su domicilio), San Javier, Colbún, Villa Alegre y Yerbas Buenas Cuando fue diputado Tarud, Jamás, ni dentro del hemiciclo, ni fuera, le escuché un exabrupto, una tontera. Escucharle era un deleite. Hombre era culto, inteligente, incluso con un hermoso timbre de voz, se expresaba con elegancia. Sus frases eran dichas con sujeto, verbo, y predicado. Conocía y usaba los complementos gramaticales. Jamás le escuché un insulto contra nadie. Experto como pocos en temas internacionales, y además muy simpático. Jamás fui ni siquiera cercano de su partido, no tuve afinidad ideológica con él, pero eso no me impidió reconocer sus talentos. Era de los pocos que sobresalía. Representaba la zona de Talca. Sus dos oponentes de hoy, son políticos puros, jamás han sido parlamentarios, no saben lo que es la vida parlamentaria ni el trabajo codo a codo con los electores (salvo cuando van de visita al Congreso), jamás han estado al mando de una embajada, y menos de la del peso y prestigio de las que mandabaTarud. Pero las máquinas políticas se mueven y no me extrañaría que de los tres sea el tercero. Estaría feliz de equivocarme. Y otro vaticinio, creo que el candidato que elija el PPD como su presentante a La Moneda. No será el futuro Presidente. ¿O acaso Ud. cree que los partidos más grandes de la concertación (aunque con pocos militantes) le van a dar el paso? Jamás. Los poderes fácticos se mueven, pero prefiero usar una palabra más grafica; las mafias de la política. Y para los mal pesados, que yo sepa no corre sangre palestina por mis venas. Y La invasión turca a la península Ibérica ya tiene muchos siglos.

Otros dos nuevos presos ingresan a Punta Peuco

El pasado 29 de enero, otros dos funciorios de Carabineros en condición de retiro ingresaron al penal de Punta Peuco a cumplir penas de cárcel. Con ellos internos en ese plantel alcanzan a 116, además de los que por enfermedad están en los hospitales institucionales. Carabineros alcanzó ahora a 40 presos. Es lejos la Institución más castigada, después del Ejército. El otro interno es Bernardo Pérez Arriagada, de 81 años.

No hay homicidio

 Escribe Adolfo Paúl Latorre. Abogado “No es que no esté probado, no hay homicidio”, señaló uno de los ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago que dictó una sentencia absolutoria para los seis condenados en primera instancia por el supuesto homicidio del expresidente Eduardo Frei Montalva. Al respecto cabría comentar que el artículo 108 del Código de Procedimiento Penal establece: “La existencia del hecho punible es el fundamento de todo juicio criminal, y su comprobación por los medios que admite la ley es el primer objeto a que deben tender las investigaciones del sumario”. Ahora bien, ¿cómo fue posible que el ministro Alejandro Madrid haya condenado a seis personas inocentes sin haberse acreditado el hecho punible? Porque aplicó el antiguo sistema de procedimiento penal inquisitivo —que quedó tácitamente derogado el 16 de junio de 2005, día en que el nuevo sistema procesal penal entró en vigor en todas las regiones del país— el mismo que le es aplicado a los militares y policías imputados por violación a los derechos humanos; un sistema que no respeta el derecho humano a un debido proceso. El juicio sustanciado por el ministro Madrid es equivalente al de la asamblea del Sanedrín que condenó a Jesucristo, en el que no se respetaron normas elementales del debido proceso establecidas en la Biblia y en la Mischná; tales como aquellas que señalan que los testigos deben declarar siempre en presencia del acusado y que quien acusa no puede ser la misma persona que dicta sentencia. Tales normas fueron vulneradas en el proceso en comento, en que el ministro instructor actuó como investigador, interrogó a testigos sin la presencia de los imputados y de sus abogados dejándolos sin derecho a defensa, y luego —utilizando tales testimonios, cuando ya está convencido de la culpabilidad de los imputados— procedió a acusarlos, convirtiéndose acto seguido en juez sentenciador, con una absoluta falta de imparcialidad.  

80 días en el Hospital Militar

Escribe Fernando Martínez Collins. Periodista 80 días enfermo, además de preso, está cumpliendo en el Hospital Militar de Santiago el general Fernando Torres Silva. No es el más antiguo en ese recinto, un brigadier de su institución, también preso, cumple hoy tres meses allí. Eso hoy no es no noticia, no aparece en parte alguna. Ambos, próximos a los 90 años, con problemas cardíacos, cáncer y otras dolencias viven un proceso irreversible. Su fin debe de estar cerca. Ya a la prensa y a los periodistas de izquierda, no les interesa. Hace 15, 20, 25 ó 30 años, Torres Silva era portada casi obligada. La orden del comunismo era destruirlo a cualquier precio, y así hicieron periodistas mal nacidos, llenos de odios. No me siento colega de ellos. Me formaron en la escuela de la verdad, del periodismo decente, respetuoso de la honra de las personas. Dirán que tenemos el mismo oficio, pero no. Nada tengo que ver con estas hienas. Y lo digo de frente, firmando la crónica con nombre y apellido. Fernando Torres Silva no era a los 18 años, un militar, él no había postulado ni ingresado como alumno cadete a la Escuela Militar. Egresado de la enseñanza media, rendido entonces su bachillerato, postuló e ingresó a la Escuela de Derecho. Años después de estudio, sacrificios y esfuerzos era un egresado. En ceremonia realizada ante el pleno de la Corte Suprema juró como abogado. Poco después el Ejército, como también lo hace la Armada, la Fuerza Aérea o Carabineros, convocó a un concurso para reclutar civiles en su planta de profesionales. De ellos recogen los institutos armados los mejores. Él lo hizo como abogado, otros como médicos, dentistas o periodistas. Pasó a un estamento que no es el de Armas, recibió instrucción militar y recibió un grado. Su rol en la Justicia Militar Muy pronto destacó en la rama castrense del Ejército. Era un verdadero obrero de presa para perseguir, amparado en el derecho, a los terroristas, violentistas, asesinos marxistas que ejercían la violencia y la destrucción durante el gobierno de las Fuerzas Armadas. En 1986, el frente terrorista Manuel Rodríguez, obediente a los dictados de Moscú, y entre los cuales estaba el asesino y hoy presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, organizó, planificó y ejecutó el asesinato del Presidente de la Republica en la llamada Cuesta Achupallas. El no murió, pero sí varios de sus leales escoltas y otros más quedaron heridos, con secuela de por vida. Torres Silva hizo lo suyo, investigó, fue alcanzando la verdad y encarcelando a los criminales. Era entonces Fiscal Militar. Poco después, y entre otros tantos casos, le tocó investigar el secuestro del comandante Fernando Carreño, a quien los frentistas secuestraron desde la puerta de su casa, encerraron en mazmorras por semanas y luego llevaron en un camión de doble fondo a Brasil, donde lo soltaron con gran publicidad en un diario carioca dirigido por un periodista chileno, zurdo. Fue Torres Silva, quien, como Auditor General del Ejército, le tocó investigar y encarcelar a varios de los delincuentes de la mayor operación conocida contra Chile y su gente. Nuevamente comunistas, coludidos con el castrismo, planificaron y ejecutaron el mayor envío clandestino por mar de armas, municiones, explosivos para causar en Chile una Guerra Civil, seguramente con más de un millón de muertos como había vaticinado antes el socialista Carlos Altamirano, para imponer el comunismo por la vía armada. Viera Gallo, el amigo del “Chele’’ De esa operación aún se ignoran muchos nombres y “personalidades’’ de hoy. Ellos estuvieron metidos hasta el tuétano. No olvidemos que el “Chele’’, el terrorista cubano que tanto daño hizo en Chile, era casado con una hija de los Castro. Asistía a las recepciones oficiales en La Habana. El Chele era amigo de muchos parlamentarios chilenos. El Chele y su amigo Viera Gallo Uno de sus amigos y camarada en esas fiestas era el presidente de la Cámara de Diputados, el PPD José Antonio Viera Gallo. Cuando se lo dije de frente, cara a cara, ante más de una decena de periodistas en el Congreso de Valparaíso, trató de negarlo y dejarme de mentiroso, pero era tal el cúmulo de antecedentes que poseía y me fui con todo el hilo, que tuvo que reconocerlo. El atentado contra el Presidente Pinochet en 1986 estaba en conocimiento de antes del Cardenal Juan Francisco Fresno. Tiempo después, nos encontramos en la inauguración de la Clínica del Cáncer de la Universidad Católica, en Diagonal Paraguay en Santiago. Respondía el prelado consultas anodinas, cuando le lancé: Cardenal, tengo informes fundados que Ud. sabía con anticipación que iban a atentar contra el presidente Pinochet y que la intención era asesinarlo. ¿Es así o no? El silencio fue rotundo. Pasaron unos segundos y, al menos tuvo la decencia de no negarlo. Recuerdo su respuesta. “No lo recuerdo’’. No tuvo el menor reparó de incurrir en el pecado de mentir. Otro de mis compañeros de la U participó en el asalto al supermercado Portofino, en la Av. Irarrázaval. Fue detenido y poco después Allende lo indultó por pertenecer al grupo de “jóvenes idealistas’’. Nunca se recibió. Le tenía aprecio, pero hoy dicen de él que era periodista. Nunca lo fue. Era asaltante delincuente. Otra compañera viajó con otros a Concepción. Ella fue la que le tendió una celada al director del vespertino “La Hora” (odiaban al tabloide por ser de derecha y combatir al Mir, poderoso entonces en la Universidad de Concepción. Mi compañera fue una de las que participó en su secuestro, lo desnudaron, pegaron plumas a su cuerpo para indicar que era gallina. Luego lo llevaron al interior de esa Universidad y lo pasearon desnudos. Para estos violadores de derechos humanos soy momio, de la dictadura. ¿Sabía Usted que en mayo de 1988 en un atentado en avenida Eliodoro Yáñez esquina de Manuel Montt, en Santiago? intentaron asesinar al general Fernando Torres Silva, adosando una plancha con explosivos en el techo del vehículo que ocupaba. Sus escoltas, que reaccionaron con gran rapidez le salvaron. Los asaltantes se apostaron a su lado en un semáforo. Ellos iban en una moto. Uno de los asesinos, el que conducía la moto, era hijo de una compañera mía de la Escuela de Periodismo. El tipo que colocó la bomba, el asesino potencial, era conocido dentro del movimiento Manuel Rodríguez como “Bigote’’. A “bigote’’ le tengo lástima, era un hombre pobre, con poca preparación, pero nada de tonto de Valparaíso. Era amigo y correligionario desde la niñez de otro asesino: El “Comandante Ramiro’’, Mauricio Hernández Norambuena, el mismo sujeto que ordenó el asesinato del Senador Jaime Guzmán; del Coronel de Carabineros Luis Fontaine Manríquez, ultimado a tiros un 9 de mayo de 1990; del comandante de la FACH, Roberto Fuentes Morrison y de varios más. “Bigote’’’ era pobre, no muy preparado, pero nada de tonto. A él le tocó ser una de los participantes en una acción cobarde y canallesca. Con un número muy superior de hombres y armamentos, la noche del 21 de octubre de 1988 asaltó y se quisieron apropiar del modesto retén de Los Queñes, en la cordillera, al interior de San Fernando. Los pocos carabineros combatieron denodadamente, todo un día, hasta sus mujeres le apoyaron cargando las armas. En esa acción asesinaron al cabo segundo Juvenal Vargas Sepúlveda, un mártir del más del millar que tiene la institución. Luego destruyeron la radio y el equipo de comunicaciones de la Unidad, su medio de contacto con el resto del país, y de paso quemaron el poblado, y luego huyeron. Bigote era marxista, pero no tonto. Empezó a experimenta dudas de su actuación. Expresó en voz alta sus discrepancias, planteó que podían estar equivocados, que debían revisar sus métodos de acción. Le empezaron a colgar que podía ser traidor y luego soplón. Días después su amigo de la infancia, el comandante Ramiro le pide conversar y que se junten un domingo al mediodía en la plaza de Viña del Mar. Mauricio Hernández Norambuena, Ramiro “Bigote” que ya algo sospechaba, no quiso ir solo, se hizo acompañar de una mujer, nada menos que su mujer, quien también era frentista y quien conocía perfectamente a Ramiro, Conversaron brevemente. Ella le pidió con insistencia: devuélvemelo pronto. No te preocupes, hoy mismo lo tendrás. Desde ese día y de esa cita en el corazón de Viña, Bigote está desaparecido. Ella presentó una denuncia por presunta desgracia. Nada se ha avanzado. Han pasado más de 30 años Bigote es un detenido- desaparecido. Se tiene clara certeza quién lo detuvo. Los ágiles de la PDI, quienes recibieron orden de investigar, nada han avanzado. La justicia nada dice. La prensa de izquierda menos. Dentro de frente nadie quiere hablar con nombre y apellido, pero en sordina uno escucha que fue sometido a un “juicio popular’’, que encabezó “Ramiro’’, que fue encontrado culpable, y el “tribunal’’ dispuso su muerte, lo que se cumplió. De esto, nuestros jueces no dicen ni pío. O Ud., ha escuchado que el tema ha sido debatido en el pleno, que hay algún ministro con dedicación exclusiva investigando. El año 2015, un juez, ministro de Corte llamado Alejandro Madrid (foto), un personaje que años más adelante, cuando en las Escuelas de Derecho se imparta qué es realmente un país con Estado de Derecho, Madrid será mencionado como lo que no se debe hacer. El 2015, hace seis años, el juez Madrid mandó preso al general Fernando Torres Silva. Lo encarceló junto al general Eugenio Covarrubias Valenzuela (quien sigue en Punta Peuco) y al general Hernán Ramírez Rurangue. De los tres, Hernán consideró que no podía soportar esa humillación y ese cargo injusto. El mismo día que personal de la PDI llegó a su departamento en Las Condes, les pidió que le esperasen un instante, y se pegó un balazo. Son muchos los uniformados a quienes la justicia prevaricadora ha mandado al suicidio. En esa ocasión, Madrid se dio el gusto de procesar a 19 y encarcelar a 14. Los acusó de pertenecer a una “asociación ilícita’’. En su fallo les insultó además diciendo que el Ejército de Chile, nuestro glorioso Ejército, es una asociación delictual. Me he excedido en esta crónica y le pido comprensión, pero ningún “colega’’ rojo le dirá lo que le he explicado.

Los Honorables

Escribe Raúl Rojas, periodista
Durante muchos años, parlamentarios de la cámara baja lucharon para recibir el trato protocolar de “Honorable Diputado de la República”. No les agradaba que tal práctica estuviera reservada sólo a los senadores. Lucharon hasta que lo consiguieron. Los reglamentos actualizados de ambas ramas del Congreso establecen hoy tal obligación. Sin embargo, para ser honorable, es decir digno de ser honrado, no basta con un reglamento. Hay que demostrarlo en la vida real, en la conducta personal, principios y valores, respeto al prójimo, integridad, honestidad, vida pública y privada ejemplares. No es suficiente hablar de decencia. Hay que ser decente. Esto, como bien lo sabe la opinión pública, muchas veces no ha sucedido.
El caso más reciente de inexistencia de honorabilidad es el del diputado payaso Raúl “Florcita” Alarcón, denunciado ante el Ministerio Público por violación, difusión de fotografías íntimas y abusos generalizados durante por lo menos dos años. Esto determinó el reciente allanamiento de su casa, en la cual se incautaron nueve computadores, celulares y otros medios de prueba. Aunque Alarcón intentó victimizarse, lo cierto es que se espera que estos conducirán a demostrar su aberrante y abusiva conducta, indigna de un congresista que proclama ser honorable. El episodio, si no fuera por su gravísimo significado, podría ser hasta pintoresco. Durante el allanamiento, el H. diputado protestó ante los medios y hasta insinuó que se estaba desconociendo su fuero parlamentario. La Constitución establece que senadores y diputados son inviolables por las opiniones que emitan dentro del hemiciclo y en las salas de Comisiones y por las votaciones en ejercicio de sus funciones. ¿Existe fuero para cometer aberraciones sexuales, atropellar y violentar mujeres y luego difundir su contenido a través de siniestras redes sociales especializadas en este tipo de material? Desde luego que no. ¿Puede explicar su conducta aduciendo que se trató de un error de computación?
Consultas: ¿Por qué fotografía relaciones que son y deberían ser siempre íntimas? Si no sabe informática, ¿por qué tiene nueve computadores en su casa? ¿No conoce la diferencia entre la vida sexual y la vida pública? Para cerrar el tema del fuero, recordemos que se encuentra establecido que un congresista no puede ser detenido, salvo que se le sorprenda en delito flagrante, o sea, cometiendo el delito. Existe otro camino, más directo. Si el denunciado, en este caso, es tan inocente como plantea, ¿por qué no renuncia a su fuero voluntariamente y se pone a disposición del Ministerio Público? Sin duda, esto recuerda, una vez más, que no todos los chilenos somos iguales ante la ley. Es cierto que el Partido Humanista lo expulsó de sus filas. Es efectivo que la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados lo “castigó” con una doble censura y el 30% de su sueldo de $ 11 millones, a los que suman alrededor de $ 9 millones en asignaciones. Pero también es cierto que tales sanciones son pobres o modestas frente a la gravedad del ilícito denunciado. En su beneficio, hay que decir que en la última semana ni siquiera apareció por el Congreso. No estamos hablando sólo de la grosera conducta de un diputado, sino de un atropello a la mujer, que merece el mayor respeto y consideración. Por lo menos, eso es lo que proclaman hoy todas las autoridades máximas del país. Más allá de su procesamiento en el Ministerio Público, que ojalá sea muy breve, todos coinciden en la necesidad de una sanción ejemplar para un diputado que llegó al cargo por una pésima ley electoral, con sólo el 1% de los votos. De una persona que carecía de la integridad moral para desempeñar cualquier cargo, público o privado. En suma, un peligro para la sociedad. De un parlamentario que, desde que asumió, no ha hecho nada en materia legislativa y sólo ha sido reconocido por sus vestimentas de payaso de circo pobre y declaraciones vacías sobre temas que no conoce. ¿Para eso lo eligieron? A esto se suma su militancia en el Partido Humanista, que lo expulsó con plausible celeridad. No puede ser humanista un ser que carece de humanidad y no respeta a las mujeres. No dejan de llamar la atención los vínculos entre la música y la conducta sexual. Esto vale para un proceso próximo a sentencia, en contra del también cantautor Tito Fernández, alias “El temucano”, quien, bajo la autoproclamada denominación de “terapeuta sexual” también se dedicaba a las aberraciones. Ambos no se cansaron nunca de proclamar su adhesión a la izquierda y su condición de “legítimos representantes populares”. No queremos decir con esto que la izquierda no sea honorable. Es imposible no reconocer que en ella predominan figuras realmente respetables, con vidas ejemplares de trabajo y consecuentes con sus principios, que han dedicado a luchar por sus ideales, y no a deshonrar mujeres y difundir sus proezas sexuales por redes sociales. Cuando en sus filas se enquistan personajes como los mencionados, no sólo engañan a los electores, sino que causan grave daño al pueblo que dicen defender. A “Florcita”, sin duda, le faltó riego en su formación como ser humano. La flor se marchitó e inevitablemente, pese a su proclamación de inocencia, debería ser sancionado, no sólo por los tribunales, sino con su destitución del cargo. Por último, con todo respeto, quizás haya que modificar los requisitos para ser diputado en Chile. Hoy se exige ser ciudadano, 21 años cumplidos y cuarto medio. Por contraste, en el sector privado se demandan: un título profesional o técnico, a los que suma una entrevista psicolaboral, en la que se evalúa si el postulante es una persona normal y apropiada para el cargo al que postula. Muchas veces, un certificado de antecedentes para fines especiales. En el caso de los parlamentarios, así como vamos, tal vez también habría que seguir el ejemplo.

Bolcheviques, no fascistas

Gonzalo Rojas S. VivaChile.org 23 de Enero de 2021 Se ha ido haciendo ya una costumbre en algunos actores públicos que, cuando presencian un acto de violencia o son objeto personal de alguna agresión directa -una funa, por ejemplo- califiquen esos comportamientos como fascistas. Por supuesto, si alguna de esas acciones la hubiese perpetrado - inventemos- un supuesto “Movimiento Supremacista antiliberal” o una inexistente “Legión rupturista antiglobalizadora”, seguramente habría motivos para vincular los atentados con alguna forma de neofascismo chilensis. Pero ¿no es un dato incontrastable, que fascistas chilenos queda uno que otro por ahí, dispersos, sin organización y sin actividad? Por contrapartida, todos sabemos de dónde vienen en realidad aquellas agresiones: de las izquierdas formales (juventudes comunistas o frenteamplistas) o informales (asistémicos “deuncuantuai”). O sea, bolcheviques, trotskistas o anarquistas. Eso, sin mayores matices. Por eso, cuando se califica de fascistas a sus autores, son varios los errores que se cometen. El más grave y obvio es que las verdaderas ideologías y los auténticos autores que inspiran la violencia juvenil en desarrollo quedan ocultos bajo una palabra que no corresponde. Si no se habla de bolchevismo, de trotskismo y de anarquismo, si no se sindica a Marx, Lenin, Trotski, Bakunin y Kropotkin (y a sus divulgadores contemporáneos) como los verdaderos inspiradores, el ciudadano algo ilustrado piensa más bien en Mussolini o en Hitler y, listo, las izquierdas se libran del estigma. Negocio redondo: atacan a los que llaman “fachos” y, más encima, el ataque es considerado… “facho”. Ni siquiera calificar a esos comportamientos como “fascismo de izquierda” mitiga la falta, sino que agrava el error. El verdadero fascismo, aunque se presentase en Italia y Alemania como un intento superador de las izquierdas y de las derechas, bien estudiado, muestra los rasgos y características de una izquierda antimarxista, pero izquierda al fin. De la lectura de las obras de Payne, Griffin, Sternhell y Gentile no cabe sacar otra conclusión. Estatista, totalitario, mesiánico, anticristiano, violentista… rasgos atávicos de las izquierdas. Y se suma a los errores anteriores, el histórico. Si de alguien aprendieron los fascistas italianos y los nacionalsocialistas alemanes sus brutales métodos de agresión y exterminio, fue de los bolcheviques. La historiografía ha sido lapidaria en documentar cuánta atención pusieron desde Italia y Alemania en lo que, desde mucho antes de noviembre de 1917, ya practicaban los bolcheviques y los anarquistas. Y la copia -el Holocausto- fue tan brutalmente tremenda que ha logrado dejar al Gulag, su antecesor cronológico y conceptual, en una penumbra que no le hace justicia a los millones de víctimas de Lenin, Stalin y del Partido Comunista de la URSS. Que en todos estos errores incurran muchos comunicadores, bueno, ya se sabe, en la mayoría de los casos no es error, es intención. Pero que destacados columnistas y hasta el ministro Paris estén pisando el palito… De ahora en adelante, a llamar a las cosas por su nombre: Funa bolchevique, ataque anarquista, insulto trostkista.

Teresa Marinovic: Las cosas por su nombre. ¿Soy una amenaza?

Columna de José Antonio Kast: La dictadura mediática progresista Por The Clinic Online

26 de Junio, 2018 “La mayoría de los periodistas son de izquierda y los medios son dominados por sus opiniones, ediciones y reportajes. Son ellos los que orientan a la opinión pública; son ellos los que “interpretan” a las personas y ponen, en la boca de las autoridades, las palabras políticamente correctas y los corrigen cuando se desvían del “deber ser” que ellos mismos imponen” dice José Antonio Kast. COMPÁRTELO Hace años que la izquierda viene repitiendo el mismo discurso: los medios y el duopolio; que no hay libertad de prensa; que la derecha tiene el monopolio de los medios. Hasta la propia derecha empieza a cuestionarse si estas afirmaciones son verdaderas y como siempre, los amarillos intentan objetivarlo todo y cuotear paneles, columnas y espacios en los medios. Pero la verdad es otra. La mayoría de los periodistas son de izquierda y los medios son dominados por sus opiniones, ediciones y reportajes. Son ellos los que orientan a la opinión pública; son ellos los que “interpretan” a las personas y ponen, en la boca de las autoridades, las palabras políticamente correctas y los corrigen cuando se desvían del “deber ser” que ellos mismos imponen. Hoy por hoy, el clímax de la influencia progresista se concentra en las editoriales de CNN Prime, donde, la inmensa mayoría de las opiniones, se concentra en cuestionar a autoridades del Gobierno de derecha; a imponer la verdad progresista; a utilizar los datos a su antojo para hacer afirmaciones sin espacio a contestación. La pregunta que cae de cajón: ¿Por qué durante los 4 años que recién pasaron no juzgaron con la misma vara el actuar del Gobierno de Michelle Bachelet? La economía se desplomó, la corrupción fue encubierta desde el propio Gobierno; y las reformas fracasaron absolutamente. Nada de eso fue denunciado consistentemente ni puesto como prioridad de editoriales y denuncias de "nuestros superhéroes comunicacionales" . Similar reducto progresista se ha convertido el Primer Café de Cooperativa. Se ha transformado en una huesera de viejas glorias de la Concertación y de la Izquierda. Lo más a la derecha que llega es Evopoli, con pocos chances de cuestionar y mostrar una mirada de derecha. Curioso que en ese programa se pasen horas criticando al Gobierno y a la economía, y ninguno de los directamente responsables se haga cargo del fracaso político y económico de los últimos dos Gobiernos de la centro-izquierda y vengan a ponerse desde la altura moral de darle recetas al actual Gobierno sobre como hacer las cosas. Por último, la trinchera más propiamente izquierdista es Estado Nacional de TVN que lo compone de un panel mayoritariamente zurdo. Francisco Vidal, con maestría, ha logrado erigirse como vocero vitalicio, repartiendo culpas y buscando imponer conceptos. Derrotados de la democracia cristiana, como Aldo Cornejo e Ignacio Walker, nos vienen a dar lecciones de resiliencia democrática y sobre como interpretar a las mayorías, algo que han ido perdiendo consistentemente desde 1990. Para terminar, un Frente Amplio representado por figuras como Kena Lorenzini y Beatriz Sánchez. La última usa el programa como una verdadera plataforma presidencial o municipal, con el auspicio del canal de todos los chilenos. Hacia la centro derecha, figuras como Sylvia Eyzaguirre o Cristóbal Bellolio que representan una visión liberal y Gonzalo Muller, que con una visión más ponderada y mesurada logra a ser el único representante cercano a la derecha. Nuestro movimiento ha insistido, por todas las formas, a que se abran estos paneles a otras visiones, a que se representen todas las sensibilidades de la sociedad. Sin apoyo de partido alguno ni de parlamentarios, logramos un razonable 8% compitiendo con el candidato de derecha más exitoso de los últimos 50 años. Nuestro movimiento cuenta hoy con más de 15 mil adherentes y las encuestas nos posicionan favorablemente dentro del escenario político nacional. Sin embargo, ninguno de estos argumentos ha sido tomado en cuenta a la hora de considerar las ideas de esta nueva derecha para integrar paneles de opinión en Chile. Ni en Teletrece Radio, ni en Cooperativa, ni en ADN . La única salvedad ha sido el The Clinic, Radio Bio Bio, Radio Agricultura y La Tercera TV, donde legítimamente se la han jugado por buscar verdaderos equilibrios entre las distintas posiciones, como Teresa Marinovic, Sergio Melnick entre otros. Nuestra opción política ha mostrado madurez y capacidad para debatir y discutir. Incluso frente a verdaderas encerronas mediáticas, producto de los panelistas, como el programa de TVN de la semana pasada, donde más que panelistas preguntando, los integrantes del panel parecían activistas ideologizados, que llegaron a perder el control absoluto de sus preguntas y de las respuestas que esperaban. Por lo mismo, creemos que es momento de discutir la censura implícita que existe en Chile y cómo, todos juntos, debemos combatir la dictadura progresista que se está instalando en los medios y que excluye a todos quienes pensamos de manera distinta.

Chile y su propensión atávica al teatro del absurdo

Escribe Mario René Díaz Pérez. Tte. Coronel (R) Ejercito. Veterano del 73. Partido Republicano.
Cúmpleme expresar que la posición de nuestro candidato presidencial señor J.A.Kast Rist, al admitir se marque preferencia por "Constituyente" en la segunda papeleta, en vez de marcarla con la palabra "ANULO"; estimo daña sus expectativas electorales desde la comunidad militar e importante segmento de la comunidad civil que sigue su liderazgo. Pese a esto, forzoso es reconocer la flexibilidad de su enfoque ante lo inevitable; el eventual triunfo del "apruebo". La misma flexibilidad que otro jurista de derecha expresa, pero prefiriendo la opción "Mixta". Ambos mantienen su compromiso con el "rechazo", al engendro político fúnebre - porque empeora los actuales casos de Argentina y Venezuela - representado por la CPE ya elaborada por el marxista Fernando Atria. Escenario al cual concurre don Adolfo Santa María Ibáñez, distinguido jurista quien califica el próximo ejercicio electoral como "la ilegitimidad del plebiscito ad portas", porque obedece a razones espurias. Plebiscito y propósito explicito, opuestos a la realidad y a la benignidad de la CPE 1980; pese a las numerosas y desafortunadas enmiendas, impuestas en el curso de tres décadas de gobiernos de marcado tinte socialista. Ideología proclive a la ineptitud, la corrupción y la infamia. En efecto, al conceder el señor Kast Rist racionalidad política, administrativa, social y económica a una nueva carta fundamental; dada la reiterada conducta internacional del marxismo, estaría dando por perdida la batalla antes del enfrentamiento. Porque en realidad en el caso que nos ocupa, la cpe elaborada por Atria, no es otra cosa que un manto protector y aceptante, de una serie de infamias nacionales asestadas a la nación por los tres poderes del estado y por los partidos políticos; en una serie ininterrumpida de atropellos a la cpe 1980; que diera a la República el primer lugar de América Latina en términos de solidez institucional y buen éxito económico, proceso aleve, ver youtube: carmengate y 6.000 votos fraudulentos; que desplazaron al excelente dc don Gabriel Valdés Subercaseaux y dio lugar a la elección de don Patricio Aylwin Azocar; a quien debemos el actual conflicto de la Araucanía.

Partido Comunista y Caso luminarias:

Empresa habría pagado millonarios montos escondidos en cajas de vino a alcalde
En el marco de las diligencias por presunta corrupción en las licitaciones de las luminarias Led por parte de Itelecom, un socio de dicha empresa reveló que hacían pagos millonarios a los alcaldes con dinero en efectivo oculto en cajas de vino. La persona que entregó esta confesión es Ricardo Rodríguez Bizama, cuyos dichos comienzan a desentrañar la trama del catalogado caso de corrupetal "más grande del siglo XXI", según el abogado querellante Remberto Valdés. ¿Qué dijo? Primero, el ingeniero Rodríguez manifestó que "debo decir que cuando partimos con los proyectos públicos estuvimos licitando durante un año entre 10 y 15 proyectos y no ganábamos ninguna. Quedábamos fuera por cosas que no correspondían", refiriéndose a los concursos en los que participaba Itelecom Sin embargo, la empresa de un momento a otro comenzó a ganar las licitaciones luego que conocieran a Alex Fuenzalida, ingeniero que antes había participado en la empresa FAE Lumisistemas y que luego se convirtió en gerente comercial de Itelecom. "Alex Fuenzalida nos enseñó a licitar. Marcelo Lefort (dueño de la cuestionada empresa) nos señaló que si había que hacer algo, pagar sobornos, lo iba a ser Fuenzalida. Nosotros nos enteramos un año después, mediados finales de 2016. Ahí nos transparenta que esta era la forma de operar de la empresa a cambio de un pago mensual a Alex Fuenzalida", confesó. Tanto Rodríguez como Lefort están formalizados por sobornos. Años atrás, caminaban por Las Condes, el centro de operaciones para pagar coimas. Como lo fue con el asesor jurídico de Chillán: pago 37 millones de pesos en efectivo para quedarse con la licitación de esa comuna. Estos hechos corresponden a la "arista Chillán". “Nosotros nos comunicábamos por la aplicación Signal, porque se podían hacer desaparecer mensajes y por seguridad en el caso que se nos perdiera el celular. Hubo una instrucción de Lefort de utilizar esta aplicación para hablar temas sensibles, entre ellos, los pagos de sobornos", cuenta el confesor. A través de esta aplicación maquinaron su ofensiva estratégica: pagar a personas claves en la cadena y asegurar el negocio. Dinero escondido en cajas de vino Ante fiscalía, Rodríguez habló de todo y entregó insólitos detalles de los sobornos sobre el pago millonario al alcalde de " Coyhaique, Alejandro Huala (socialista y también comunista). Le pagamos al alcalde en otro viaje. Llevamos el dinero, los ocho millones de pesos en efectivo, en una caja corrugada de vino. El dinero nos lo pasó Marcelo Lefort para pagar al alcalde. Le pagamos en un restaurante en el centro en un segundo piso. Llevamos el dinero en una caja de vino porque así lo sugirió Marcelo Lefort”, señaló. Más tarde, el propio alcalde de la comuna confirmó que no irá a la reelección acusando una maquinación política. Si bien ahora es parte de la investigación, dijo que esta medida está fundamentada por razones mayores. La vinculación y las coimas a Jadue En la carpeta investigativa también hay una confesión de Leonardo Heriberto Bustos, exdirector y socio de Itelecom. Ahí confiesa que se pagaron $1.659 millones en coimas a nivel nacional. Asimismo, también se refiere a Recoleta y a su alcalde Daniel Jadue. Puntualmente esa vez en que el consejo realizó 144 observaciones al proyecto. Un número alto, sin embargo, algo pasó. "Es muy raro que las 144 observaciones se corrijan tan rápido y que además la carta coincida con la fecha de donación. Hay una relación de amista de Marcelo (Lefort) con Jadue, cada vez que teníamos un problema durante la instalación, eso lo sé por conversaciones con Marcelo", indicó. "Marcelo se relacionaba con el abogado de Jadue, Ramón Sepúlveda. Hay varias boletas de honorarios de Sepúlveda pagadas por Itelecom, no supe por cuáles servicios", concluyó.

Juicio de la historia

Escribe Adolfo Paúl Latorre. Abogado
Los ministros de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago absolvieron a los seis condenados en primera instancia por el supuesto homicidio del expresidente Eduardo Frei Montalva porque consideraron que los antecedentes probatorios no tienen la virtud de formar convicción de que realmente se cometió un ilícito penal sino que, por el contrario, tornan más que plausible la tesis de que falleció como consecuencia de complicaciones médicas; lo que coincide con lo manifestado por su yerno, el doctor Juan Pablo Beca Infante: “Fui testigo directo de las complicaciones quirúrgicas e infecciosas. Nunca he tenido dudas sobre las causas médicas de su muerte”. El fallo de tales ministros fue pronunciado conforme al mérito del proceso y, probablemente, a fin de que el juicio de la historia no los condene por haber cohonestado un fallo arbitrario y sin sustento.

jueves, enero 28, 2021

Chile No Resiste un Fallo Honesto

Escribe Hermógenes Pérez de Arce El fallo de los ministros Balmaceda, de la Barra y Plaza, de la Corte de Apelaciones de Santiago, que en el caso Frei ha revocado la sentencia del sumariante Alejandro Madrid condenatoria de seis personas por el supuesto homicidio del ex presidente, ha absuelto a los injustamente sentenciados, fundado en que el deceso lo provocaron exclusivamente causales médico-quirúrgicas. Esos ministros, al fallar así, se atuvieron a la verdad y al derecho, lo que queda de manifiesto tras leer la sentencia de 97 páginas. Obviamente, al hacerlo desatendieron el mandato político predominante en Chile en todos los regímenes posteriores a 1990: "hay que culpar a Pinochet". Mandato que satisfizo por completo el dictamen del fiscal judicial Norambuena, de la misma Corte de Apelaciones de Santiago. Éste no sólo no recomendaba sobreseer, sino aumentar hasta veinte años de presidio las penas de los supuestos autores, por tratarse, afirmaba, de un homicidio calificado o asesinato. Pero la sala lo desoyó. Recuérdese que el recurrido fallo de Madrid confesaba que "lamentablemente" (sic) no había encontrado indicios de una conspiración del régimen militar para dar muerte a Frei Montalva. Pero, no obstante eso, hasta voces DC supuestamente "moderadas" se arreglaron para escribir a los diarios "culpando a Pinochet" del supuesto crimen, como fue el caso de Sylvia Soublette (Q.E.P.D.), Marta Lagos y Mariano Fernández Amunátegui, hace dos años, cuando se publicó esa sentencia. Bastaba que el fallo dijera "alguien lo mató" para que los Catones morales concluyeran: "fue Pinochet". Y es ese predicamento y el del dictamen del fiscal Norambuena (no así el fallo) el que representa el sentir político predominante en los partidos y en la dictadura judicial roja que impera en Chile. Corriente dominante encabezada por Piñera y los ex presidentes Bachelet, Frei Ruiz-Tagle y Lagos, todos los cuales han respaldado a dicha dictadura judicial y públicamente sostenido, en forma invariable, que Frei Montalva murió víctima de un "asesinato", palabras de todos ellos en 2019, aunque Madrid decía "homicidio simple". Buenos chilenos: no entienden lo que leen. De hecho, uno de los querellantes en el caso es el propio gobierno de Piñera. Ahora su vocero ha anunciado estar estudiando qué recurso interponer para dejar sin efecto este fallo que les resulta insoportablemente apegado a la verdad y la ley. Pues Piñera, en general, en sus dos gobiernos, ha sido coautor activo de la prevaricación judicial violatoria de la verdad y las leyes, en los procesos contra exmilitares, olvidando lo que les prometió siendo candidato. Bachelet, por su parte, hizo historia en el mismo caso Frei cuando, bajo su gobierno, convocó y presidió una publicitada rueda de prensa en La Moneda para denunciar ante el país y el mundo la confirmación del supuesto envenenamiento de Frei. Afirmaba que un informe de la Universidad de Gante, Bélgica, lo habría corroborado. En esa ocasión su ministra Vivianne Blanlot ocupó el podio y lanzó la odiosa frase, lapidaria, contra Pinochet: "¡el horror no termina!", que ganó titulares. Pero todo el tinglado se les vino al suelo cuando la Universidad de Gante declaró a "La Segunda", que tomó la precaución de consultarla, que el supuesto informe confirmatorio del envenenamiento simplemente no existía. Alguien lo había inventado. Pues este caso ha sido sólo un montaje judicial tras otro, en los cuales los escrúpulos morales se han perdido. Siempre fue tal la carencia de fundamentos serios de la tesis del envenenamiento que la primera querella sólo vino a interponerse veinte años después del fallecimiento en 1982 de Frei Montalva. Todavía diez años después de su deceso, su hijo del mismo nombre y a la sazón presidente de la República decía que los rumores sobre un homicidio eran "cosas de la Carmen" o "locuras de la Carmen", según quien fuera el interlocutor, refiriéndose a su hermana. Pero, finalmente, la conveniencia política primó sobre la exigencia moral y Frei hijo también se plegó con vehemencia a la tesis del "magnicidio" y del "primer presidente chileno asesinado", que es la que sigue sustentando incluso hoy, aun después del honesto fallo de la Corte de Santiago. Personeros DC de prestigio, como el ex ministro del Interior de Frei Montalva y de Aylwin, Patricio Rojas (foto), y el ex senador Osvaldo Olguín, ambos médicos, siempre desmintieron cualquier versión sobre un homicidio y detallaban las causas médico-quirúrgicas del desenlace. Pero el primero falleció y el segundo fue expulsado del partido, porque su honestidad ya era incompatible con permanecer en la DC. Nadie que profese tal culto a la verdad puede estar en ese partido. Por desgracia, el honesto fallo unánime de los ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago no está destinado a prevalecer, porque es incompatible con la miseria moral chilena predominante y con la dictadura judicial roja en vigor, encabezada por el pleno de la Corte Suprema y su sala penal en particular. Anticipo pues que, con el mismo cinismo con que ha colmado Punta Peuco de presos políticos militares, el tribunal superior se va a arreglar para insinuar de nuevo en este caso, aprovechando los recursos que de seguro se interpondrá, una participación delictiva en el fallecimiento del expresidente, que los ministros de la Corte de Santiago, demasiado honrados para el medio, no encontraron.

Corte de Apelaciones de Santiago absuelve a todos los acusados por muerte del ex

Presidente Frei Por El Líbero
Los ministros Jaime Balmaceda, Paola Plaza y Guillermo de la Barra de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago resolvieron revocar el fallo, del 30 de enero de 2019, que había condenado a Patricio Silva Garín, Raúl Diego Lillo Gutiérrez, Luis Alberto Becerra Arancibia, Pedro Samuel Valdivia Soto, Helmar Egon Rosenberg Gómez y Sergio Javier González Bombardiere, “como autor el primero, coautores el segundo y el tercero, cómplice el cuarto y encubridores el quinto y el sexto, del homicidio de Eduardo Frei Montalva” y declaró en su lugar “que se les absuelve de la acusación formulada en su contra“. El pronunciamiento, con fecha 25 de enero, confirma la sentencia de primer grado del ministro Alejandro Madrid en la parte que rechaza las acusaciones particulares formuladas por las partes querellantes y el Consejo de Defensa del Estado y agrega que “con arreglo a lo dispuesto en el artículo 501 del Código de Procedimiento Penal, se deja sin efecto los sobreseimientos parciales y definitivos de 10 de mayo de 2019 decretado respecto de Patricio Silva Garín y de 25 de junio de 2020, respecto de Helmar Egon Rosenberg Gómez”. El fallo sostiene que “los hechos que se ha tenido por acreditados en los motivos que anteceden no resultan subsumibles en la descripción típica del delito de homicidio por el que se formuló acusación a los encausados, en ninguna de las formas que contempla el artículo 391 del Código Penal, pues la prueba reunida durante la tramitación del proceso, valorada en conformidad a la ley, no ha logrado demostrar que el fallecimiento del ex Presidente de la República Eduardo Frei Montalva sea imputable a alguna acción dolosa o culposa de uno o más terceros, como tampoco a alguna omisión atribuible a quienes en su condición de médicos se hallaban en posición de garante de su vida atendido su estado de salud”. Se indica que la totalidad de los “antecedentes probatorios que en esta sentencia han sido valorados y que en el entender del fallo que se revisa y de los acusadores particulares permitirían sostener la tesis de un homicidio, simple o calificado, no tienen la virtud de formar la convicción” que exige el artículo 456 del Código Penal “de que realmente se cometió un ilícito penal”. Y añade: “Los hechos que se obtienen de estos antecedentes poseen una justificación lógica que torna más que plausible aquélla conforme a la cual Eduardo Frei Montalva no fue víctima de homicidio, sino que falleció como consecuencia de complicaciones médicas”. La Novena Sala concluye que la intervención quirúrgica a que fue sometido el ex Presidente Frei Montalva, el 6 de diciembre de 1981 en la Clínica Santa María, “fue necesaria y correctamente ejecutada o, a lo menos, que no es posible formular a quienes participaron en ella o decidieron el momento de su ejecución, reproche jurídico penal alguno, al no haberse comprobado infracciones dolosas ni culposas a la lex artis médica”. Respecto al empleo de veneno para causar la muerte del ex Jefe de Estado, planteado por los querellantes y el Consejo de Defensa del Estado, este fallo señala que “no es posible asignar mérito probatorio alguno al único antecedente en que se sostuvo la imputación de haberse utilizado veneno para provocar la muerte de Frei Montalva”. Chile No Resiste un Fallo Honesto

Duo des chats - Les Petits Chanteurs à la Croix de Bois "PCCB" (1996)

Ya no habrá reforma al sistema de pensiones

Escribe Patricio Navia Lucero, sociólogo El 11 de enero, con la inscripción de los candidatos a la convención constitucional, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, se inició lo que será una larga temporada electoral que culminará recién el 21 de noviembre de 2021 —o el 19 de diciembre, si es que hay segunda vuelta en la contienda presidencial. Como en esta época abundan las promesas excesivas y los candidatos dicen muchas cosas solo para ganar votos, es mala idea intentar hacer reformas significativas y duraderas. Por eso, aunque el gobierno quisiera avanzar en la reforma de pensiones, parece más razonable que el gobierno se dedique a combatir la pandemia e intentar vacunar al mayor número posible de personas y que se olvide de cualquier intento por impulsar esta o cualquier otra reforma. Después de todo, en menos de 100 días ya habrá una convención constitucional electa que estará mandatada a redactar las nuevas reglas del juego del sistema institucional democrático chileno. Si bien cualquier año electoral siempre está lleno de candidatos haciendo promesas excesivas y adquiriendo compromisos imposibles de cumplir, en 2021 la temporada electoral comenzó mucho antes. Los candidatos a la convención constituyente —que serán en torno a 2.000 en todo el país— ya están comenzando a competir por quién promete más. Precisamente, porque hay tantos candidatos en cada distrito, el principal elemento diferenciador es la magnitud y alcance de las promesas. Como, además, los miembros de la convención constituyente no tendrán que asegurarse de que la promesa se materialice —sino que les bastará que quede redactada como parte de la nueva Constitución— los incentivos para hacer promesas magnas y ambiciosas serán irresistibles. Bastará con que algunos candidatos se animan a subir la apuesta para que todos caigan en el juego de convertir la nueva constitución en un arbolito de navidad con regalos para todos. Cuando eventualmente llegue el momento de cumplir esas ambiciosas promesas, será el gobierno de turno el encargado de reconocer que no hay plata suficiente para financiar todos los regalos que quedarán consagrados en la constitución. Pero no es solo que este año habrá más promesas que en un año normal de elecciones. Como la contienda para escoger a los constituyentes se realiza el 11 de abril, la temporada de ofertas se abrió mucho más temprano. Cuando los chilenos —aquellos que pueden— recién empiezan a sacar sus permisos para irse de vacaciones, ya hay candidatos haciendo campaña. En marzo, la invasión de promesas creativas, innovadoras, largamente añoradas, nuevas, inusuales y hasta inauditas se habrá apropiado del país. Desde que asumió en marzo de 2018, el gobierno de Piñera quería realizar una profunda reforma al sistema de pensiones que existe en Chile. Piñera intentó avanzar su propia reforma al sistema de pensiones privado que existe en Chile. Pero el Presidente nunca quiso entender que su coalición no tenía mayoría en el Congreso y que debería llegar a un acuerdo con la oposición. Después del estallido social, la arena política ya había cambiado demasiado como para que el tipo de reforma que buscaba implementar Piñera tuviera alguna chance de pasar. Ahora, a menos de 100 días de la elección de los constituyentes, el horno no está para bollos. La percepción dominante es que la convención constitucional enterrará el sistema de AFP. Tratar de reformar el sistema de pensiones ahora no tiene sentido si la expectativa general es que podremos partir de una hoja en blanco creando un sistema de seguridad social que dé buenas pensiones a todos (otros deberán preocuparse después de cómo financiar ese sistema).

Teresa Marinovic y la Derecha

Escribe Hermógenes Pérez de Arce I.
Sylvia Eyzaguirre es una directiva e investigadora del CEP, un centro de estudios supuestamente cercano a la derecha, no obstante lo cual ella ha renunciado públicamente a ir en la misma lista de candidatos a convencionales con Teresa Marinovic, una columnista definitivamente de derecha. Aunque la noticia ha ganado titulares, Sylvia Eyzaguirre no ha precisado por qué o en qué está tan en desacuerdo con Teresa Marinovic, y seguramente no es capaz de citar una sola frase de las columnas y comentarios de esta última que no le resulte tolerable y le impida ir en una misma lista con ella. La desafío a que cite ésa o esas frases, intuyendo que no podrá hacerlo. También en RN otras mujeres, como las diputadas Paulina Núñez y Marcela Sabat, han declarado que el nombre de Teresa Marinovic en la lista común es "inaguantable", pero tampoco han dicho por qué. ¿Qué ha dicho o escrito ella que no puedan "aguantar"? ¿Será que alguna vez, hace años, en el streaming de Radio Bío Bío, expuso un completo prontuario de Sebastián Piñera? ¿O porque suele ser crítica de su gobierno? Se me ocurren como únicas explicaciones. ¿Es ése el mismo motivo de Sylvia Eyzaguirre? Pero, por supuesto, todos sabemos "dónde está la madre del cordero": Pinochet. Sin embargo, no he visto ni oído que Teresa Marinovic defienda a Pinochet. Lo que sucede es que no habla de "la dictadura" ni ataca a su gobierno, aunque sí la he oído acoger alguna consigna en su contra. Pero eso claramente no basta, en el Chile de hoy, para ser admitido como "políticamente correcto". Condenar a Pinochet y su gobierno es la "prueba de blancura" que se exige para entrar al club: hay que hablar de "la dictadura" y de "las atrocidades de Pinochet" o no se puede ser miembro. Los Republicanos quisieron satisfacer la "prueba de la blancura" y en su Declaración de Principios" no dijeron nada acerca del gobierno militar, en la misma línea de RN y la UDI, que hace años excluyeron de sus respectivas Declaraciones de Principios los reconocimientos que originalmente hacían al legado de ese régimen. Supuestamente lo debieron excluir para ser tolerados en la vida política. Yo justamente por eso no firmé los registros del nuevo Partido Republicano. Y, en cambio, sí firmé los de Fuerza Nacional, precisamente por incluir en su Declaración ese reconocimiento. Pero FN no ha podido reunir firmas suficientes para constituirse. Por supuesto, mi actitud exige tener como principio rector el de que mi pensamiento no se rige por el número de adhesiones que obtenga. Si nadie más opina como yo, no me importa, cuando en conciencia creo tener razón. En la política chilena rige el principio inverso: se opina según el número de adhesiones que se pueda obtener. Ejemplo paradigmático: Joaquín Lavín. Y como las ideas generalmente aceptadas están predeterminadas por la capacidad de repetición de consignas populares, hemos llegado a un punto en que Chile se ha convertido en una sola y gran antena repetidora de las propaladas por los comunistas, dado que son los que tienen mayor capacidad para instalarlas. En todo caso, la renuncia suscitada por la candidatura de Teresa Marinovic ha servido para dejar en claro un hecho a lo menos curioso: que el Centro de Estudios Públicos, entidad supuestamente afín a la derecha, tiene en su directiva al menos a una persona que no soporta ver su nombre en la misma lista que el de una destacada comentarista de derecha.

En Valparaíso sacan al ministro Jaime Arancibia de causas de DD.HH. En Santiago, Ministros Paola Plaza, Guillermo de la Barra llevarán ahora los procesos que tenía magistrado Mario Carroza

Poca importancia dio la prensa nacional a un acuerdo de los supremos del pasado 11 de enero, donde adoptaron una serie de resoluciones en el Poder Judicial. A grandes rasgos, los siguientes son los cambios: Se deja sin efecto, a partir del día 1 de marzo de 2021, la designación del ministro Jaime Arancibia Pinto, de la Corte de Apelaciones de Valparaíso como ministro en visita extraordinaria para conocer de las causas que le fueran asignadas por este Tribunal Pleno y se designa, para instruir y tramitar los procesos referidos a los ministros de ese tribunal de alzada, Max Cancino Cancino, Rafael Corvalán Pazols y Maria Cruz Fierro Reyes. Se designa, para asumir la tramitación y fallo de los procesos a cargo del ex ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago y actual integrante de esta Corte Suprema, Mario Carroza Espinosa, a los ministros de esa Corte Paola Plaza González y Guillermo de la Barra Dünner. Además, tendrán a su cargo la tramitación y fallo de las causas asignadas al ministro señor Miguel Vázquez Plaza, que se encuentren en estado de sumario y plenario, quedando relevado el señor Vázquez Plaza. A partir del uno de marzo de 2021, la ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel Marianela Cifuentes Alarcón será asistida en la tramitación y fallo de los procesos que le fueran asignados a esta última, por el ministro de esa Corte, Carlos Farías Pino. La ministra Dora Mondaca Rosales mantendrá a su cargo los procesos que actualmente substancia. Los ministros Madrid, Crisosto y Vázquez, pertenecientes a la Corte de Apelaciones de Santiago, continuarán a cargo de las causas que les fueron asignadas y que se encuentren falladas. Toda nueva causa que se inicie en las Cortes de Apelaciones de Santiago, San Miguel y Valparaíso será asignada a los ministros que se han nominado en la presente resolución, respectivamente. La distribución de las causas entregadas a los ministros designados será realizada por el ministro coordinador, Ricardo Blanco Herrera. Se otorga a los ministros designados, esto es, señores Cancino y Corvalán y señora Fierro, de la Corte de Apelaciones de Valparaíso; señora Cifuentes y señor Farías, de la Corte de Apelaciones de San Miguel; señora Plaza y señor De la Barra, de la Corte de Apelaciones de Santiago, dedicación exclusiva por el término de seis meses, medida que también se adopta respecto de los señores Vicente Hormazábal Abarzúa y Álvaro Mesa Latorre, ministros de la Corte de Apelaciones de La Serena y Temuco, respectivamente. Las dedicaciones exclusivas se otorgan a partir del día siguiente a la notificación de esta resolución.

miércoles, enero 27, 2021

#RojoEdwards #PartidoRepublicano “El Partido Republicano representará a una parte muy importante de la derecha en las presidenciales”

Corte de Apelaciones de Santiago absuelve a todos los acusados por muerte del ex Presidente Frei

Maolis Castro www.ellibero.cl 25 de Enero d 2021 Los ministros Jaime Balmaceda, Paola Plaza y Guillermo de la Barra concluyeron que el deceso del ex Jefe de Estado fue causado por una complicación médica. Los ministros Jaime Balmaceda, Paola Plaza y Guillermo de la Barra de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago resolvieron revocar el fallo, del 30 de enero de 2019, que había condenado a Patricio Silva Garín, Raúl Diego Lillo Gutiérrez, Luis Alberto Becerra Arancibia, Pedro Samuel Valdivia Soto, Helmar Egon Rosenberg Gómez y Sergio Javier González Bombardiere, “como autor el primero, coautores el segundo y el tercero, cómplice el cuarto y encubridores el quinto y el sexto, del homicidio de Eduardo Frei Montalva” y declaró en su lugar “que se les absuelve de la acusación formulada en su contra“. El pronunciamiento, con fecha de hoy, 25 de enero, confirma la sentencia de primer grado del ministro Alejandro Madrid en la parte que rechaza las acusaciones particulares formuladas por las partes querellantes y el Consejo de Defensa del Estado y agrega que “con arreglo a lo dispuesto en el artículo 501 del Código de Procedimiento Penal, se deja sin efecto los sobreseimientos parciales y definitivos de 10 de mayo de 2019 decretado respecto de Patricio Silva Garín y de 25 de junio de 2020, respecto de Helmar Egon Rosenberg Gómez”. El fallo sostiene que “los hechos que se ha tenido por acreditados en los motivos que anteceden no resultan subsumibles en la descripción típica del delito de homicidio por el que se formuló acusación a los encausados, en ninguna de las formas que contempla el artículo 391 del Código Penal, pues la prueba reunida durante la tramitación del proceso, valorada en conformidad a la ley, no ha logrado demostrar que el fallecimiento del ex Presidente de la República Eduardo Frei Montalva sea imputable a alguna acción dolosa o culposa de uno o más terceros, como tampoco a alguna omisión atribuible a quienes en su condición de médicos se hallaban en posición de garante de su vida atendido su estado de salud”. Se indica que la totalidad de los “antecedentes probatorios que en esta sentencia han sido valorados y que en el entender del fallo que se revisa y de los acusadores particulares permitirían sostener la tesis de un homicidio, simple o calificado, no tienen la virtud de formar la convicción” que exige el artículo 456 del Código Penal “de que realmente se cometió un ilícito penal”. Y añade: “Los hechos que se obtienen de estos antecedentes poseen una justificación lógica que torna más que plausible aquélla conforme a la cual Eduardo Frei Montalva no fue víctima de homicidio, sino que falleció como consecuencia de complicaciones médicas”. La Novena Sala concluye que la intervención quirúrgica a que fue sometido el ex Presidente Frei Montalva, el 6 de diciembre de 1981 en la Clínica Santa María, “fue necesaria y correctamente ejecutada o, a lo menos, que no es posible formular a quienes participaron en ella o decidieron el momento de su ejecución, reproche jurídico penal alguno, al no haberse comprobado infracciones dolosas ni culposas a la lex artis médica”. Respecto al empleo de veneno para causar la muerte del ex Jefe de Estado, planteado por los querellantes y el Consejo de Defensa del Estado, este fallo señala que “no es posible asignar mérito probatorio alguno al único antecedente en que se sostuvo la imputación de haberse utilizado veneno para provocar la muerte de Eduardo Frei Montalva”. Explica que la “fuerza de convicción que se atribuyó en su momento a estas pericias ciertamente fue decayendo durante el curso del proceso, a tal punto que la sentencia de primer grado abandona la tesis del envenenamiento que se había tenido por justificado en el auto procesamiento y que sólo se afirmó como posible en la acusación”. En relación con el uso de un “medicamento en fase experimental”, lo cual argumentó el ministro Madrid, la Corte de Apelaciones de Santiago refiere que “no existe en el proceso antecedente alguno que permita siquiera presumir que tanto la adquisición del transfer factor, gestionada a través de una clínica estadounidense ubicada en la ciudad de San Francisco, como su administración a un destinatario que tenía la calidad de ex Presidente de la República en grave estado de salud, haya tenido otro propósito que no fuera procurar revertir una situación médica que a la época de adoptarse tal determinación parecía irreversible, acudiéndose a este medicamento como una suerte de último recurso, de modo tal que atribuirle a su obtención y suministro alguna significación criminal o que el hecho de habérselo proporcionado haya contribuido a la muerte de Eduardo Frei Montalva, carece de todo asidero“. Sobre el tratamiento del cuerpo del ex Mandatario en las horas posteriores a su muerte, el fallo detalla que “la realización del procedimiento de conservación” no se realizó de manera “reservada, oculta ni clandestina o de un modo que evitara su conocimiento”.

Ha muerto el juez Juan Guzmán Tapia

Fernando Martíne< Collins A los 81 años, a fines de la pasada semana, falleció el Juez Juan Guzmán Tapia. Pocas veces la prensa de izquierda –nacional y mundial- le dedicó a un magistrado tanto espacio y tantas loas. No en vano fue, como titularon una y otra vez, “el juez que procesó a Augusto Pinochet’’. Soy de los que cree que a los fallecidos hay que dejarlos descansar en paz. En su caso, no podría callar lo que pienso y siento Este magistrado en particular, más que incursionar en materias jurídicas, lo hizo en política. Su corazón estaba claramente cargado hacia un lado. El no nació en Chile, como la inmensa mayoría de los chilenos, sino en San José. Su padre, un hombre culto, de letras, uno de los grandes de la literatura chilena se desempeñaba entonces al servicio de Chile en El Salvador. Antes que a Guzmán Tapia, en mis años escolares, de alumno del Liceo Manuel Barros Borgoño, nos hablaban del poeta Juan Guzmán Cruchaga y de tantos otros. La mayoría de mis profesores eran comunistas o radicales. Pobres, dignos y bien vestidos Bendigo y agradezco a esos maestros de sueldos bajos, vestidos correctamente, aunque sus ternos brillaran, con sus zapatos viejos, pero impecables, sabía que eran de izquierda pero en sus clases jamás le escuchamos proselitismo. ¡Cuánto le debemos! quienes fuimos sus alumnos a esos que hicieron carne la frase del Presidente Pedro Aguirre Cerda, “Educar es Gobernar’’. Aguirre Cerda fue también maestro de borgoñinos, pero aún no llegaba a sus aulas. “Alma, no me digas nada’’ De Guzmán Cruchaga había un poema que me estremecía. Estábamos en orillas opuestas. A los 15 años uno sueña con el amor, él, cerca del ocaso de su vida, experimenta el mismo sentimiento, pero se niega a aceptar. El paso de los años no ha logrado cerrar esa vieja herida de su alma. Con la compresión de ustedes, quiero recordarlo una vez. Juan Guzmán Cruchaga) "Alma no me digas nada, que para tu voz dormida ya está mi puerta cerrada. Una lámpara encendida esperó toda la vida tu llegada. Hoy la hallarás extinguida. Los fríos de la otoñada penetraron por la herida de la ventana entornada. Mi lámpara estremecida dio una inmensa llamarada. Hoy la hallarás extinguida. Alma no me digas nada que para tu voz dormida ya está mi puerta cerrada’’. El caso Rodrigo Anfruns Papi En 1979, concretamente en el mes de junio, en cuestión de horas o días, el nombre niño pasó a ser conocido por todos los chilenos. El país solidarizó con él y su familia. El pequeño, de visita en casa de familiares cercanos, fue secuestrado. Esto ocurrió el día 3. Recuerdo que números vehículos particulares y microbuses llevaban su foto. Fueron 11 días de drama para el país. Costaba creer que un niño inocente podría estar cautivo por un uno o varios tipos tan perversos. El país entero se unió en torno a su suerte. Mi colega de curso en la Escuela, el amigo, pero entonces mi jefe, el jefe de prensa de Radio Agricultura, me llamó junto a Juan Arnoldo Andaur. Sin rodeos nos dijo: Algo tendrá que ocurrir y cuando eso pase, uno de los primeros en saberlo será el director de la policía de Investigaciones, a partir de este instante, desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche, la misión de ustedes, la única, será tratar de estar cerca de él. Esa es la tarea y nadie los saca de ella. ¿Está claro? El día, 14 de junio, con mi colega Andaur estábamos a la 7 de la mañana en el Cuartel General esperando su llegada. Le habíamos informado. Al vernos nos dijo: no hay nada. Supimos luego que durante la mañana tenía que presidir una ceremonia de graduación en la Escuela de Investigaciones en calle Zañartu, en Santiago. Allá llegamos detrás de él y los suyos. Sentado en primera fila en el patio principal, el acto se realizaba con tranquilidad, De repente apareció un funcionario y le dijo algo al oído a otro superior, y esté se acercó al militar y algo le comunicó también al oído. El general Baeza se levantó de su asiento y se dirigió a la sala del director. Ya habíamos reporteado que el único teléfono del recinto estaba en la dirección. Con respeto, sin decir palabra, seguimos a Baeza a unos metros. Cerró la puerta de la oficina y tomó el teléfono. Mantuvo una larga conversación. Le aguardábamos en la sala del lado. Necesariamente tenía que pasar por nuestro lado para volver al patio. Baeza era un militar brillante, ahora jubilado, tenía fama de exigente. Vestía impecable. Parecía recién salido de la ducha, perfumado. Ahora su rostro lucía demudado. “Alguna noticia, general’’ fue lo único que atiné a decir. Nos miro y dijo: tengo que decirle varias noticias muy amargas. Por favor graben bien y completo. Habló no menos de 10 minutos de corrido. Hizo una relación de hechos completísima. Creo que después hice una o dos preguntas. Había explicado todo. Salimos de ahí y nos fuimos al móvil. Subimos y me percaté que ambos sollozamos. Quedé en trance. Los dos dentro del vehículo con un silencio sepulcral. Andaur, más experimentado, rompió el silencio. Llamó al control máster de la sala de transmisión y pidió que me sacaran al aire con cortina de flash. En estos despachos, uno se esfuerza porque la entrada y el término sea el mejor. Los dos estábamos con un nudo en la garganta. Me anunciaron y no me salió palabra, Andaur lanzó la grabación completa, clarita, perfecta, como todo el trabajo suyo. El flash es breve. La noticia escueta, lo mejor, y punto. 40 segundos o menos. El nuestro duró 15 minutos. Fuimos los primeros en dar la noticia en Chile y dicha en la voz de una autoridad muy competente. En minutos, la noticia la conocía todo el país. Sin decir palabra en el camino, cada uno ensimismado en sus pensamientos, volvimos a la Radio. Cuando hay un acierto, todos en la radio se alegran. Esa vez nadie dijo nada. La emoción y el pesar nos embargaban a todos. Siempre he pensado que Dios es el único que puede perdonar lo que nosotros no perdonamos. En el caso de Rodrigo, hoy como entonces, creo de corazón que quienes lo mataron, independiente de quiénes hayan sido, no tienen perdón de Dios. La figura del secuestro Mientras Rodrigo estuvo desaparecido, secuestrado, los chilenos, a través de los medios de comunicación, fuimos bombardeados con majadería por distintos abogados y jueces que el delito del secuestro tenía límites, mientras la persona no fuera hallada, estaba secuestrada y mientras durase el secuestro, era éste un delito permanente. Cuando el cuerpo de Rodrigo apareció, sin vida, nos dijeron - y dijeron a Chile- que el secuestro había pasado, que ahora no hay secuestro, sino estamos frente al delito de homicidio. Como los reporteros avivamos también cosas tontas, nos mandaron a consultar qué hubiera pasado si Rodrigo no hubiese aparecido y pasaban los meses y los años. Entonces, y lo recuerdo con claridad, todos los abogados consultados coincidieron que el secuestro era una figura temporal, acotada en el tiempo, no permanente. Algunos abogados y jueces más doctos sostuvieron que el secuestro no se puede mantener eternamente y dijeron, pontificaron, que el juez entonces declara la muerte presunta, pues muchas veces hay y de por medio intereses, incluso fortunas. Y nos explicaron que se hacía una causa rápida, normalmente los interesados, generalmente los familiares, comunicaban la desaparición, pedían la declaración de muerte presunta, se hacían publicaciones en los diarios llamando al muerto a presentarse, so peligro de declararlo muerto. Recuerdo entonces que un juez, hoy ministro de Corte, cuando le insistí en el punto porque me habían encomendado una crónica en profundidad, se burló de mí, y festinó el asunto: “Imagínese una mujer joven, bonita, que el marido desaparece, y pasan las semanas y los meses, y usted quiere que siga en estado de castidad, y a lo mejor el marido se fue a la Argentina, se juntó con otra, y lo está pasando chancho’’. ¿Recordará sus dichos y sus bromas ofensivas y de mal gusto el Sr. Ministro? En Chile en 1973, hubo una cuasi guerra civil, con muertos por ambos lados. En 1974 el número de muertos y desaparecidos fue mucho menor y en 1975, el problema era casi cero. No hay secuestrados. Hubo muertos de ambos lados ¡Sabía Ud. que los muertos militares asesinados por los marxistas llegaron entonces al millar? ¿Se ha preguntad porque los del otro lado siempre hablan de los “miles de muertos’’ de ellos. Los de este lado no los cuentan. Ese es el objetivismo de los marxistas. Los muertos rojos no alcanzaron a dos mil, si a ellos les suma los desaparecidos y los nuevos entregados en los sesgados informes de la comisión Retting aumentados por la posterior comisión Valech, que ordenó Lagos, comprobará que los muertos y desaparecidos de la izquierda no superan los tres mil. Más los mil uniformados asesinados, cuatro mil en total. En el exterior creen, por la publicidad difundida diez y cien veces, que fueron de 30 mil hacia arriba. En la Guerra Civil ocurrida en Chile durante el gobierno del Presidente Balmaceda, a fines del siglo XIX, los muertos superaron los 10 mil. ¡Y cuál era la población de Chile al uno de enero de 1891, cuando comenzó la guerra. Juan Guzmán fue uno de esos, como tantos, se dio vuelta la chaqueta. Posteriormente, habló del “secuestro permanente’’. Condenó a varios militares mintiendo que tenían consigo, prisioneros, secuestrados. Varios uniformados ® de Punta Peuco murieron encerrados castigados con la ficción del “secuestro permanente’’ de Juan Guzmán. Pero eso la prensa de izquierda ni lo menciona Pediremos ayuda a los mismos hacer un listado con todos los uniformados muertos encerrados en mazmorras por esa falsedad, y los nombres completos de sus verdugos. Es bueno hablar con la verdad y desenmascarar a los hipócritas. Solo Piñera y en lo que va corrido de su gobierno tiene a su haber 27 muertos. Creo responsablemente que Juan Guzmán en uno de principales autores de muertos. Su padre creaba poesía, el hijo, mentiras Hace ya varios años, terminado el gobierno militar Juan Guzmán Tapia se desempeñaba como jefe del departamento jurídico de la Universidad Central (luego dijeron que era el Decano. Guzmán organizó un seminario de tres días de duración (tres mañanas) para tratar el tema de la unidad cívico militar. Título falso porque los charlistas y lo tratado era abiertamente –no un llamado a la unidad cívico militar- sino contra los uniformados. Lo hicieron en un salón amplio, con capacidad para 300 o más personas, perteneciente a esa universidad, y que se ubica a la altura del 400 de calle Lord Cochrane, al costado de Plaza Almagro. Juan Guzmán tuvo la precaución de llevar a las tres jornadas como invitados o citados a no menos de un centenar de funcionarios de la PDI, hombres y mujeres, todos muy jóvenes, alumnos de la brigada de derechos humanos. Los ubicaron y sentaron ordenadamente en el costado derecho del salón y aplaudían a rabiar a los rogelios. Otro centenar era de civiles izquierdistas y el tercio restante – posiblemente para aparentar ecuanimidad- civiles de derecha, momios a mucha honra. Concurrí de comienzo a fin los tres días. Lo hizo conmigo Bernardita Huerta y varias decenas de uniformados ® y civiles de este lado. Uno de ellos, asistente permanente, fue el Mayor General de Ejército y ex ministro de Estado Gastón Frez Arancibia. Puede citar muchos más testigos de este lado. El último día fue el mejor. Una mujer, una dueña de casa, tuvo el coraje de enfrentar a Juan Guzmán y dejarlo en ridículo. La llamaremos “Rosabella’’, pero si alguien tiene dudas que el personaje es auténtico, puedo conversar con ella, y entregar hasta el número de zapatos que calza. Es de aquellas mujeres con agallas, que encantan. Guzmán contaba esa mañana distintas mentiras, cuando Rosabella, sentada al centro y en las primeras filas, levantó su mano para preguntar. El hacía como que no se daba cuenta y seguía hablando. “Ministro’’, dijo ella, alzando la voz, de modo que era imposible no escucharla. Dígame, expresó él. Quiero preguntarle Ha ido usted de visita al penal de Punta Peuco. Lo conoce. Por cierto, respondió él. Lo dejo peor que al Guatón Loyola Qué bueno, añadió ella, porque yo también lo conozco y en vez de escucharle cosas teóricas, quiero que hablemos de cosas prácticas. Juan Guzmán, con esa cara bondadosa, parecida a la de Aylwin, sonriente, que le gustaba mostrar, aunque ambos eran la encarnación de la diablura, trató de dar por terminada ahí la interrupción y continuar. Pero Rosabella lo arrinconó y lo puso en las cuerdas. Ministro, insistió a viva voz, por favor déjeme hablarle. Yo he ido a Punta Peuco varias veces, seguramente muchas más que usted, porque voy seguido a visitar a varios amigos, que usted y colegas suyos tienen encarcelados por criminales, por sus secuestros, y ninguno de ellos lo es, sino que están ahí por sus mentiras. El silencio era tal que se hubiera sentido el vuelo de una mosca. Déjeme seguir…. Y empezó a leer una larga lista de presos. Todos ellos están ahí porque, según Ustedes, tienen secuestradas a estas personas, y comenzó a leer una lista más larga de supuestos secuestrados. Dicho esto, añadió: Conozco todos los módulos de Punta Peuco, la mayoría de las celdas, y si ellos tienen a los otros secuestrados como ustedes dicen, tendrían que estar ahí en Punta Peuco, y jamás he visto a algún secuestrado. Juan Guzmán, trató de volver al delito del secuestro. Ministro, gritó ella, ya alterada, no trate de emborracharme la perdiz. Quiere que me diga claramente. Ud vio prisioneros políticos en Punta Peuco sí o no. Esa es muy pregunta. El ministro Guzmán trataba de hacerse el leso y ella, sin tregua, le insistía: Pero sea hombre, dígame, encontró Sí o No secuestrados. Al final, Guzmán reconoció. No. No vi. Rosabella habló unos cinco minutos más a voz en cuello, pero sin perder la lógica de su argumentación. Lo destruyó. La mayoría de izquierda no dijo una palabra. Todos callados, al parecer jamás se imaginaron eso. El grupo más pequeño, el momiaje, aplaudía a rabiar. Y ahí mismo se terminó el seminario sobre derechos humanos. Los honestos periodistas de nuestro Chile nada dijeron. El hecho lo ignoraron. Solamente “Chile Informa’’ lo dio a conocer Fue la última vez que vi personalmente con vida a Juan Guzmán. Posteriormente se presentó de candidato a un cargo de representación popular en Valparaíso. Obviamente no salió. Las cifras lo dicen todo. Se presentó a senador por Valparaíso Costa, sacó 14 mil 784 votos, un 3,96 de los sufragios emitidos.

80 días en el Hospital Militar

Escribe Fernando Martínez Collins. Periodista 80 días enfermo, además de preso, está cumpliendo en el Hospital Militar de Santiago el general Fernando Torres Silva. No es el más antiguo en ese recinto, un brigadier de su institución, también preso, cumple hoy tres meses allí. Eso hoy no es no noticia, no aparece en parte alguna. Ambos, próximos a los 90 años, con problemas cardíacos, cáncer y otras dolencias viven un proceso irreversible. Su fin debe de estar cerca. Ya a la prensa y a los periodistas de izquierda, no les interesa. Hace 15, 20, 25 ó 30 años, Torres Silva era portada casi obligada. La orden del comunismo era destruirlo a cualquier precio, y así hicieron periodistas mal nacidos, llenos de odios. No me siento colega de ellos. Me formaron en la escuela de la verdad, del periodismo decente, respetuoso de la honra de las personas. Dirán que tenemos el mismo oficio, pero no. Nada tengo que ver con estas hienas. Y lo digo de frente, firmando la crónica con nombre y apellido. Fernando Torres Silva no era a los 18 años, un militar, él no había postulado ni ingresado como alumno cadete a la Escuela Militar. Egresado de la enseñanza media, rendido entonces su bachillerato, postuló e ingresó a la Escuela de Derecho. Años después de estudio, sacrificios y esfuerzos era un egresado. En ceremonia realizada ante el pleno de la Corte Suprema juró como abogado. Poco después el Ejército, como también lo hace la Armada, la Fuerza Aérea o Carabineros, convocó a un concurso para reclutar civiles en su planta de profesionales. De ellos recogen los institutos armados los mejores. Él lo hizo como abogado, otros como médicos, dentistas o periodistas. Pasó a un estamento que no es el de Armas, recibió instrucción militar y recibió un grado. Su rol en la Justicia Militar Muy pronto destacó en la rama castrense del Ejército. Era una verdadero obrero de presa para perseguir, amparado en el derecho, a los terroristas, violentistas, asesinos marxistas que ejercían la violencia y la destrucción durante el gobierno de las Fuerzas Armadas. En 1986, el frente terrorista Manuel Rodríguez, obediente a los dictados de Moscú, y entre los cuales estaba el asesino y hoy presidente del Partido Comunista, Guiilermo Teillier, organizó, planificó y ejecutó el asesinato del Presidente de la Republica en la llamada Cuesta Achupallas. El no murió, pero sí varios de sus leales escoltas y otros más quedaron heridos, con secuela de por vida. Torres Silva hizo lo suyo, investigó, fue alcanzando la verdad y encarcelando a los criminales. Era entonces Fiscal Militar. Poco después, y entre otros tantos casos, le tocó investigar el secuestro del comandante Fernando Carreño, a quien los frentistas secuestraron desde la puerta de su casa, encerraron en mazmorras por semanas y luego llevaron en un camión de doble fondo a Brasil, donde lo soltaron con gran publicidad en un diario carioca dirigido por un periodista chileno, zurdo. Fue Torres Silva, quien, como Auditor General del Ejército, le tocó investigar y encarcelar a varios de los delincuentes de la mayor operación conocida contra Chile y su gente. Nuevamente comunistas, coludidos con el castrismo, planificaron y ejecutaron el mayor envío clandestino por mar de armas, municiones, explosivos para causar en Chile una Guerra Civil , seguramente con más de un millón de muertos como había vaticinado antes el socialista Carlos Altamirano, para imponer el comunismo por la vía armada. Viera Gallo, el amigo del “Chele’’ De esa operación aún se ignoran muchos nombres y “personalidades’’ de hoy. Ellos estuvieron metidos hasta el tuétano. No olvidemos que el “Chele’’, el terrorista cubano que tanto daño hizo en Chile, era casado con una hija de los Castro. Asistía a las recepciones oficiales en La Havaba. El Chele era amigo de muchos parlamentarios chilenos. Uno de sus amigos y camarada en esas fiestas era el presidente de la Cámara de Diputados, el PPD José Antonio Viera Gallo. Cuando se lo dije de frente, cara a cara, ante más de una decena de periodistas en el Congreso de Valparaíso, trató de negarlo y dejarme de mentiroso, pero era tal el cúmulo de antecedentes que poseía y me fui con todo el hilo, que tuvo que reconocerlo. El atentado contra el Presidente Pinochet en 1986 estaba en conocimiento de antes del Cardenal Juan Francisco Fresno. Tiempo después, nos encontramos en la inauguración de la Clínica del Cáncer de la Universidad Católica, en Diagonal Paraguay en Santiago. Respondía el prelado consultas anodinas, cuando le lancé: Cardenal, tengo informes fundados que Ud sabía con anticipación que iban a atentar contra el presidente Pinochet y que la intención era asesinarlo. ¡Es así o no? El silencio fue rotundo. Pasaron unos segundos y, al menos tuvo la decencia de no negarlo. Recuerdo su respuesta. “No lo recuerdo’’. No tuvo el menor reparó de incurrir en el pecado de mentir. Otro de mis compañeros de la U participó en el asalto al supermercado Portofino, en la Av. Irarrázaval m fue detenido y poco después Allende lo indulto por pertenecer al grupo de “jóvenes idealistas’’. Nunca se recibió. Le tenía aprecio, pero hoy dicen de él que era periodista. Nunca lo fue. Era asaltante delincuente. Otra compañera viajó con otros a Concepción. Ella fue la que le tendió una celada al director del vespertino “La Hora” (odiaban al tabloide por ser de derecha y combatir al Mir, poderso entonces en la Universidad de Concepción. Mi compañera fue una de las que participó en su secuestro, lo desnudaron, pegaron plumas a su cuerpo para indicar que era gallina. Luego lo llevaron al interior de esa Universidad y lo pasearon desnudos. Para estos violadores de derechos humanos soy momio, de la dictadura. ¡Sabía Usted que en mayo de 1988 en un atentado en avenida Eliodoro Yáñez esquina de Manuel Montt, en Santiago? intentaron asesinar al general Fernando Torres Silva, adosando una plancha con explosivos en el techo del vehículo que ocupaba. Sus escoltas, que reaccionaron con gran rapidez le salvaron. Los asaltantes se apostaron a su lado en un semáforo. Ellos iban en una moto. Uno de los asesinos, el que conducía la moto, era hijo de una compañera mía de la Escuela de Periodismo. El tipo que colocó la bomba, el asesino potencial, era conocido dentro del movimiento Manuel Rodríguez como “Bigote’’. A”bigote’’ le tengo lástima, era un hombre pobre, con poca preparación, pero nada de tonto de Valparaíso. Era amigo y correligionario desde la niñez de otro asesino: El “Comandante Ramiro’’, Fernando Hernández Norambuena, el mismo sujeto que ordenó el asesinato del Senador Jaime Guzmán; del Coronel de Carabineros Luis Fontaine Manríquez, ultimado a tiros un 9 de mayo de 1990; del comandante de la FACH, Roberto Fuentes Morrison y de varios más. “Bígote’’’ era pobre, no muy preparado, pero nada de tonto. A él le tocó ser una de los participantes en una acción cobarde y canallesca. Con un número muy superior de hombres y armamentos, la noche del 21 de octubre de 1988 asaltaron y se quisieron apropiar del modesto retén de Los Quelles, en la cordillera, al interior de San Fernando. Los pocos carabineros combatieron denodamente, todo un día, hasta sus mujeres le apoyaron cargando las armas. En esa acción asesinaron al cabo segundo Juvenal Vargas Sepúlveda, un mártir del más del millar que tiene la institución. Luego destruyeron la radio y el equipo de comunicaciones de la Unidad, su medio de contacto con el resto del país, y de paso quemaron el poblado, y luego huyeron. Bigote era marxista, pero no tonto. Empezó a experimenta dudas de su actuación. Expresó en voz alta sus discrepancias, planteó que podían estar equivocados, que debían revisar sus métodos de acción. Le empezaron a colgar que podía ser traidor y luego soplón. Días después su amigo de la infancia, el comandante Ramiro le pide conversar y que se junten un domingo al mediodía en la plaza de Viña del Mar. “Bigote” que ya algo sospechaba, no quiso ir solo, se hizo acompañar de una mujer, nada menos que su mujer, quien también era frentista y quien conocía perfectamente a Ramiro, Conversaron brevemente. Ella le pidió con insistencia: devuélvemelo pronto. No te preocupes, hoy mismo lo tendrás. Desde ese día y de esa cita en el corazón de Viña, Bigote está desaparecido. Ella presentó una denuncia por presunta desgracia. Nada se ha avanzado. Han pasado más de 30 años Bigote es un detenido- desaparecido. Se tiene clara certeza quién lo detuvo. Los ágiles de la PDI, quienes recibieron orden de investigar, nada han avanzado. La justicia nada dice. La prensa de izquierda menos. Dentro de frente nadie quiere hablar con nombre y apellido, pero en sordina uno escucha que fue sometido a un “juicio popular’’, que encabezó “Ramiro’’, que fue encontrado culpable, y el “tribunal’’ dispuso su muerte, lo que se cumplió. De esto, nuestros jueces no dicen ni pío. ¡O Ud., ha escuchado que el tema ha sido debatido en el pleno, que hay algún ministro con dedicación exclusiva investigando. El año 2015, un juez, ministro de Corte llamado Juan Madrid, un personaje que años más adelante, cuando en las Escuelas de Derecho se imparta qué es realmente un país con Estado de Derecho, Madrid será mencionado como lo que no se debe hacer. El 2015, hace seis años, el juez Madrid mandó tpreso al general Fernando Torres Silva. Lo encarceló junto al general Eugenio Covarrubias Valenzuela (quien sigue en Punta Peuco) y al general Hernán Ramírez Rurangue. De los tres, Hernán consideró que no podía soportar esa humillación y ese cargo injusto. El mismo día que personal de la PDI llegó a su departamento en Las Condes, les pidió que le esperasen un instante, y se pegó un balazo. Son muchos los uniformados a quienes la justicia prevaricadora ha mandado al suicidio. En esa ocasión, Madrid se dio el gusto de procesar a 19 y encarcelar a 14. Los acusó de pertenecer a una “asociación ilícita’’. En su fallo les insultó además diciendo que el Ejército de Chile, nuestro glorioso Ejército, es una asociación delictual. Me he excedido en esta crónica y le pido comprensión, pero ningún “colega’’ rojo le dirá lo que le he explicado.

Plan Hermes, la operación para derrocar al gobierno chileno que destapó revista colombiana

Emily Avendaño y Daniela Bas www.ellibero.cl 31 de Enero de 2021 Semana accedió a los documentos incautados al guerrillero del Ejército d...